5 conversaciones internas que todos hemos tenido corriendo

Por Chema Martínez Pastor para carreraspopulares.com - 17/10/2017

Correr en solitario tiene muchas ventajas. Podemos dedicar tiempo a nuestros pensamientos, ordenar nuestras ideas, inventar una solución para un problema que nos preocupa... Pero también puede ser un momento que se nos haga especialmente largo, y durante el cual acabamos pasando mucho tiempo con nosotros mismos.

¿Qué ocurre en la mente del corredor cuando pasa mucho tiempo consigo mismo? Las conversaciones con uno mismo son un misterio en sí mismas. Y es algo de lo que no nos escapamos ninguno. ¿Te ha pasado alguna vez? ¿Qué conversaciones tienes con tu cabeza mientras entrenas o compites?

Cuando tu cabeza te da ánimos a ti

Cabeza: ¡Vamos, que estamos en el kilómetro 7, nos quedan sólo 3 y el último es cuesta abajo. ¡Tú puedes!
Tú: Ojalá pudiera. Pero las piernas no dan más de sí. Yo creo que voy a bajar el ritmo.
Cabeza:¡Espera, espera!
Tú: ¿Que espere a qué? Si sigo a este ritmo voy a tener que parar a la vuelta de la esquina.
Cabeza:Que no, que no, que te conozco. Vamos hasta la esquina y luego allí decidimos qué hacemos.
Tú: Buf... no llego, ¿eh?
Cabeza: Vamos, que tú puedes, un último apretón

(esta conversación se repetirá aproximadamente cada 200 metros hasta el final de la carrera)

Cuando tu cabeza no quiere correr más

Cabeza: ¿Qué hacemos aquí? Yo no quiero correr más ¿Por qué corremos? ¿Quienes somos? ¿Cuál es nuestra función en este planeta?
Tú: No te vuelvas tan trascendental, que nos faltan 15 minutos para acabar el entrenamiento.
Cabeza: Ya, pero esto es muy duro. Yo no quiero seguir. ¿Por qué no me llevas a casa y nos ponemos un capítulo de CSI Las Vegas? No me apetece pensar ahora.
Tú: Si no hay que pensar nada. Sólo tirar para adelante.
Cabeza: Mira, tú haz lo que quieras, yo me quedo aquí.

Mitad de carrera

Cabeza:¡Bravo! Llevamos más de la mitad de la carrera hecha. No nos queda nada.
Tú: ¿La mitad, ya? No me he dado ni cuenta.
Cabeza: Ya, has ido todo el tiempo como loco a alcanzar al de rojo y se te ha pasado el tiempo volando.
Tú:¡Qué dices! De eso nada, has sido tú quien me ha dicho que vaya a por él que podía.
Cabeza: A mí no me metas en líos, eso tú que eres un descerebrado. Verás dentro de un rato que te venga una pájara.
Tú: ¿Y qué hacemos? ¿Bajo el ritmo?
Cabeza: Podríamos hacer eso, o... Mira, ves el de la camiseta amarilla. ¿Por qué no lo pillamos?
Tú: ¡A por él!

Calculando ritmos de carrera

Tú: Vale, hemos pasado el último kilómetro a 4’50”, yo creo que puedo conseguir bajar de 48’.
Cabeza: Déjame que piense... ¿Cuánto tiempo llevamos ahora?
Tú: Pues ahora llevamos 29 minutos y 40 segundos. Y quedan 4 kilómetros.
Cabeza: A ver.. Eso son casi 5 minutos por kilómetro, no?
Tú: Sí, tendría que hacer los siguientes... ¿a cuánto? ¿A 4’40”? Yo me veo fuerte, vamos a intentar apretar un poco.
Cabeza:Pero si has hecho 6 kilómetros a 5’ o un poco menos... Tienes que correr 4 kilómetros en 18 minutos. Eso es bastante menos de 5’ el kilómetro.
Tú: ¿No me vale con 4’40”?
Cabeza: Como para pensar estoy yo, bastante tengo con decirle al corazón que no se pare.
Tú: Bueno, vamos así hasta el 7, tengo que llegar allí con 34 y algo. Los últimos en menos de 14 sí los hacemos, ¿no?

Cuando acabas la carrera

Tú: ¡Menudo tiempo acabamos de hacer!
Cabeza: ¡Te dije que podrías!
Tú: Bueno, voy a ver si encuentro a los compis que me he ganado una cerveza.
Cabeza: ¿Estás loco? Si son las 10:30 de la mañana.
Tú: Pero llevamos en pie desde las 7...
Cabeza: Yo de ti me pediría un café con leche y unas porras.
Tú: ¡La cerveza de la victoria!
Cabeza: No mires a la derecha, no mires...
Tú: ¡Anda, si ahí a la derecha están repartiendo cerveza!
Cabeza: Bueno, vamos a ver...
Tú: Oh, pero es sin alcohol.
Cabeza: ¡Venga, pero está fresquita! Es lo mejor que puedes tomar ahora. Anda, te dejo que te tomes esta y luego me llevas a desayunar como es debido.

SOBRE EL AUTOR

Chema Martínez Pastor
Corredor Popular



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Correr con cinturón... ¿por qué no?
Chema Martínez Pastor

Siempre es recomendable llevar con nosotros nuestras pertenencias mientras corremos. En ocasiones para evitar sustos y en otras para posibles imprevistos. ¿Cuáles son las ventajas de correr con un cinturón deportivo?

Atletas que debieron pasar a la historia: László Tábori
carreraspopulares.com

Lászlo Tábori tuvo una vida deportiva corta pero intensa, peleando por el trono de los 1500 en la década de los 50 con gente como Bannister o Landy. Finalmente, huído de su Hungría natal, recaló en Estados Unidos para convertirse en un entrenador de éxito.

Guía del corredor novato: el primer día que salí a correr
Mario Trota

Siempre hay un primer día. O varios primeros días, como sucedió en mi caso. Y, ciertamente, si no has sido antes corredor habitual y no has seguido los consejos de un entrenador, ese primer día puede ser muy duro.

Cómo encontrar el grupo de running perfecto
carreraspopulares.com

Correr en grupo tiene muchas ventajas. Pero ¿cómo encontrar el grupo de running que se adapte mejor a nuestras necesidades y condiciones? Te damos una lista para que no se te escape nada.

Las mas vistas

Correr en ayunas. ¿Recomendable o peligroso?
Leticia Garnica

Muchos corredores salen a primera hora de la mañana a correr sin meter nada al estómago. ¿Es saludable? ¿Qué riesgos supone entrenar sin comer nada en las horas previas? La nutricionista Leticia Garnica responde a estas preguntas en este artículo.

La anafilaxia inducida por ejercicio
Francisco Gilo

La anafilaxia se define como una reacción alérgica grave, multisistémica (dos o más órganos afectados), que se inicia y progresa rápidamente y puede poner en peligro la vida de las personas. En los últimos tiempos se ha observado una incidencia creciente de anafilaxia que sólo se produce al realizar ejercicio físico.

Carreras nocturnas: ¿cómo alimentarnos?
May Luján

¿Alguna carrera nocturna en el horizonte? Una buena pauta alimentaria te evitará problemas y te ayudará a superar dificultades. Atentos a la merienda y a la hidratación.

¿Héroes o insensatos?
Mario Trota

Los corredores populares no somos atletas de elite ni nos ganamos la vida dando zancadas. Por ello, hay que tener mucho cuidado a la hora de practicar este deporte y saber donde están realmente nuestros límites. Y parar cuando es necesario. Nuestro colaborador Mario Trota reflexiona sobre la insensatez de querer forzar nuestro cuerpo y nuestra mente en situaciones delicadas.