¡Anímate a correr con tu perro!

Por Marisol Galdón para carreraspopulares.com - 04/12/2017

En casa adoptamos un perro hace unos seis meses. Siempre me habían gustado los animales y ahora hemos decidido que era el momento de empezar a contar con la compañía y complicidad de un nuevo amigo de cuatro patas. Se trata de un labrador de dos años y los niños están encantados con él. Todas las mañanas me hago cargo de sacarle a pasear y algunas tardes también me toca el turno. De momento nos peleamos por bajar con él, aunque veremos qué pasa cuando empiece el frío de verdad...

El caso es que en las últimas semanas estoy probando una cosa nueva, que es salir a correr con él. Por el parque donde vivimos veo a varios dueños de animales que corren con ellos y, después de consultar con algunos conocidos e informarme del tema, he dado el paso. Y no puedo estar más contenta. Es un momento que compartimos, además aprovecho para hacer deporte. Y sé que a él le viene bien moverse un poco.

Sin embargo, hay cosas que, si no me hubieran contado, no me habría imaginado que me sucederían. Pero te aseguro que, en mayor o menor medida, suceden. Así que creo que debo compartirlas contigo para que puedas sacar el mayor partido a correr con tu perro.

Correr con mi perro ¿qué debo tener en cuenta?

Los perros son animales muy inteligentes. Puede que los primeros días les cueste entender qué está pasando, y lo tomarán como un juego. Pero enseguida se adaptan al ejercicio y te costará poco que entiendan que el momento en que te pones las mallas y las zapatillas, también les toca a ellos bajar a hacer ejercicio. Eso sí, precisamente por esto, si algún día planeas bajar sin él, tendrás un animal revuelto en casa mientras te cambias, y te tocará dejarle un poco “defraudado”. En mi caso, si la carrera la vamos a hacer juntos, lo primero que hago es enseñarle la correa especial que he comprado y el arnés para que tenga claro que sí se viene conmigo.

Importante: aunque correr con tu perro es sencillo (no vas a tener que “explicarle” muchas cosas para que te acompañe al ritmo que quieras), prepárate para súbitos cambios de ritmo y paradas. Para él no deja de ser un paseo y, por lo tanto, seguirá haciendo sus costumbres cuando baja a pasear: olisquearlo todo, acercarse a otros animales o, simplemente, cambiar de rumbo porque sí. Ten paciencia al principio y adapta tu carrera al ritmo de tu mascota, verás que en poco tiempo os acompasais perfectamente.

Otra cosa a tener en cuenta es que tienes que prepararte para recoger sus “desechos” como cuando vais a dar una vuelta al parque. Con la diferencia que en algunas ocasiones te tocará correr con la bolsa en la mano o llevarla contigo. Yo ya he cogido maña para atarla al arnés y que no me moleste hasta la siguiente papelera. Si el arnés tiene algún bolsillo o similar, procura llevar siempre bolsas de repuesto para no encontrarte con sorpresas.

Además, prepárate para algunos comentarios de tus vecinos y compañeros de parque. No suele haber problemas con nadie, sobre todo si tu perro se porta bien como el mío. Pero es verdad que hay quien se puede sentir molesto por tener que cambiar su rumbo para esquivar al perro y su correa, o que simplemente proteste. Ten en cuenta que estás compartiendo con más gente el terreno y, aunque no tengan razón en sus quejas, la calle es de todos. Siempre que tú tengas la tranquilidad de que tu perro se comporta como es debido, no debería importante lo que otros comenten.

Por último, prepárate porque es adictivo. Se trata de un momento especial con tu animal de compañía y lo vais a disfrutar mucho. No te digo más, que yo estoy empezando a mirar el calendario de carreras con perros...

SOBRE EL AUTOR

Marisol Galdón


ARTÍCULOS RELACIONADOS
POR MAY LUJÁN

POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ

POR JAVIER SERRANO

POR JAIME VILLA, BIKILA VALENCIA

POR ANDREA FERRANDIS



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Los mejores disfraces para correr la San Silvestre
Adolfo Bello

Cada carrera que hemos corrido en 2017 ha sido una fiesta. Así que la última carrera del año no puede ser menos. ¿Has elegido tu disfraz para la carrera de San Silvestre?

CORRIENDO POR LOS PUERTOS MÍTICOS (XXXI): Grosse Scheidegg, Suiza
Jorge González de Matauco

De Meiringen a Grindelwald. Estos nombres de localidades suizas no serían más que dos simples puntos en el mapa si no los uniera una carretera construida en varias fases entre 1966 y 1979 a través del Grosse Scheidegg, uno de los puertos paisajísticamente más bellos de Europa.

Corredores vs corredores ¿de qué lado estás?
Chema Martínez Pastor

No se trata de hacer bandos, pero casi. Ante una carrera siempre hay dos posiciones: o vas a competir o vas a disfrutar. ¿Crees que se pueden hacer las dos cosas a la vez? ¿De qué lado estás?

Cuando estoy lesionado
Mario Trota

Las lesiones son parte inevitable (o casi) de nuestra afición por el running. Por eso, con el tiempo aprendemos a llevarlas mejor y a que no nos afecten para tratar de recuperarnos bien y seguir practicando lo que más nos gusta.

Las mas vistas

Ejercicios de core que no conocías
Raquel Landín

Quizás ya sabías que trabajar nuestro cinturón abdominal (core) es muy útil para aguantar erguidos y firmes cuando pasan los minutos de carrera. Quizás conocías la plancha y algunos otros ejercicios básicos, pero mira cuántas variantes te proponemos. Si los consigues hacer, tendrás unos abdominales de acero. Eso sí, ¡ves poco a poco!

Crossfit para corredores running
Raquel Landín

Una combinación de éxito: running + crossfit. Se trata de una rutina ideal para introducir ejercicios de fuerza y acondicionamiento físico general. Los corredores se pueden beneficiar de diferentes ejercicios de crossfit que, además, os ayudarán a quemar calorías.

Ejercicios running en escalera
Raquel Landín

Siempre tienes una escalera a mano. Con unos ejercicios sencillos y básicos aumentarás la reactividad de tus tobillos, la fuerza y la velocidad. Dedícale unos minutos entre dos y tres veces a la semana y verás cómo notas muy pronto los beneficios.

¿Cómo almacenamos la energía en el cuerpo?
Carolina Villalba

¿Sabes que es el glucógeno? Es una forma de almacenar la energía en el cuerpo. Esos depósitos están en el hígado y en el músculo, pero la cantidad depende de la masa muscular que se tenga y de la alimentación que se siga. Carolina Villalba nos lo cuenta en este artículo.