Cómo evitar los calambres gracias a la alimentación

Por Centro PRONAF para carreraspopulares.com - 01/04/2019

Un error muy común durante la realización del ejercicio es la ingesta de agua cuando se tiene sed, lo cual favorece el riesgo de que se den estos calambres. Se recomienda beber aunque no se tenga sed. Además, se ha visto que una de las causas que producen los calambres es la pérdida de sales en el sudo –principalmente, aunque puede haber otras causas como la orina o la rotura de células del músculo por el esfuerzo físico- debido al esfuerzo físico, y si ingerimos solo agua lo que estamos haciendo es disolver las pocas sales que nos quedan y se ve aumentado el riesgo de aparición de calambres musculares.

Por ello se recomienda que, si se bebe durante el ejercicio físico, sobre todo si es muy prolongado en el tiempo, sean bebidas para deportistas o bebidas isotónicas que suelen tener sales para reponer las que se han perdido. Aquí también entra en juego la situación climatológica, como vimos en [ artículos anteriores ].

¿Sabes elegir una bebida isotónica de forma adecuada?

Nuestro cuerpo puede tolerar entre 60 y 90 mg de azúcar por hora, por lo que podría ser incluido en una bebida junto con sales para la realización del ejercicio. Esta recomendación sería para esfuerzos de duración inferior a una hora.

¿Qué frutas pueden ser más beneficiosas?

El potasio, presente en el plátano, por ejemplo, podría ayudar también a dar energía durante el entrenamiento y a retrasar la aparición de los calambres.

Recomendaciones después del ejercicio

Después del ejercicio es recomendable estirar para evitar que se produzcan calambres durante el descanso. La ingesta post entrenamiento debe estar basada en alimentos que permitan la recuperación de reservas energéticas (cereales, pasta, arroz, patatas...) junto con verduras y compuestos que permitan la regeneración y crecimiento del músculo (pollo, pavo, pescados, huevos...).

Por tanto, sigue siendo importante el plan dietético post-entrenamiento, casi más incluso que el previo. Siempre la ingesta post-entreno va a seguir lo que se conoce como el “plato saludable”. Obviamente la cantidad de alimento variará de una persona a otra pero la distribución en el plato seguirá siendo la misma para todos.

La ingesta post-entreno dependerá del momento del día en el que se realiza el ejercicio:

En caso de entrenar por la mañana y la ingesta que lo prosigue sea importante (comida), un ejemplo de lo que podría contener sería:
Opción 1: Fajitas de pollo y hummus de garbanzos, con tomate natural, rúcula, aceitunas negras, arroz integral con setas.
Opción 2: Ensalada de canónigos y rúcula con aguacate, zanahoria en tiras, quinoa, huevo duro y queso de Burgos.

Si la ingesta que prosigue al entrenamiento es un tentempié (media mañana o merienda), unas buenas opciones serían:
Opción 1: Sándwich de pan de centeno con fiambre de pavo de buena calidad (más del 75% de proteína) y queso fresco.
Opción 2: Yogur con orejones y un plátano.

Si el entrenamiento es por la tarde y la ingesta que prosigue es la cena, una opción sería:

Opción 1: Salteado de verduras, merluza al horno con patatas asadas.
Opción 2: Puré de patatas con rape a la plancha y limón.
Opción 3: Salteado de verduras con arroz integral, brócoli, coliflor, zanahoria y judías verdes. Pavo a la plancha con limón.

Aquí la hidratación sigue siendo muy recomendable. Si el ejercicio ha sido mayor a una hora, muy intenso, con un clima caluroso o húmedo o todo ello a la vez, se recomienda que se ingiera después de entrenar una bebida isotónica con una fruta (plátano, por ejemplo, que aporta potasio), o una bebida con azúcar y sal.

SOBRE EL AUTOR

Centro PRONAF
PROgramas de Nutrición y Actividad Física

www.centropronaf.com



Tambien te puede interesar

Etiquetado nutricional: ¿sabemos lo que compramos?
Centro PRONAF

A casi todos nos preocupa comer bien y cuidarnos. Pero no siempre es fácil distinguir los productos más saludables a la hora de hacer la compra. Con estos sencillos consejos de Centro PRONAF, podrás asegurarte de hacer más sana tu cesta de la compra.

Cafeína, mi amor
carreraspopulares.com

La cafeína se ha colado en la ´dieta básica´ de los corredores, sobre todo antes de hacer algunos esfuerzos importantes como el día de la carrera. Pero ¿nos ayuda tanto como creemos? ¿qué cantidad es la indicada?

Échale huevos a tu entrenamiento
Carolina Villalba

El huevo es un alimento que se consume desde hace siglos, es económico, fácil de cocinar y digerir. Aporta proteínas y grasas en nuestra alimentación. Además, el aporte de vitaminas y minerales es considerable. Puede ser, por tanto, beneficioso para los deportistas. La nutricionista Carolina Villalba nos lo explica en este artículo.

Saca el máximo del otoño con sus alimentos de temporada
Centro PRONAF

Como todas las estaciones, el otoño tiene su propia oferta de frutas y verduras de temporada. Y están tan sabrosas que no podemos dejar pasar la opción de disfrutarlas. Descubre cuáles son y cómo sacarles el máximo partido gracias a PRONAF.

Las mas vistas

Crossfit para corredores running
Raquel Landín

Una combinación de éxito: running + crossfit. Se trata de una rutina ideal para introducir ejercicios de fuerza y acondicionamiento físico general. Los corredores se pueden beneficiar de diferentes ejercicios de crossfit que, además, os ayudarán a quemar calorías.

Ejercicios running en escalera
Raquel Landín

Siempre tienes una escalera a mano. Con unos ejercicios sencillos y básicos aumentarás la reactividad de tus tobillos, la fuerza y la velocidad. Dedícale unos minutos entre dos y tres veces a la semana y verás cómo notas muy pronto los beneficios.

Guía del corredor novato: la bolsa del corredor
Mario Trota

Participar en una carrera es un premio en sí mismo. Al menos así lo veo yo, y he participado en unas cuantas en los últimos años. Pero por suerte (o por desgracia), los organizadores nos han (¿mal?) acostumbrado y nos dan obsequios o detalles cada vez que nos inscribimos a una prueba.

Y tú, ¿entrenas por la mañana o por la noche?
Gema Payá

Entrenar por la mañana, al iniciar el día, o por la tarde-noche, cuando se acaba. ¿Qué prefieres? Gema Payá nos cuenta su experiencia y analiza los pros y contras de cada opción.