Correr con el corazón y no (solo) con las piernas

Por Majo Salvador para carreraspopulares.com - 14/02/2017

La cienciología popular, esa gran ciencia exacta, sentencia sin lugar a dudas que corremos siguiendo alguna suerte de moda. Y añade, no sin cierto paternalismo, que ya se nos pasará, si eso. Así, zas; como de vuelta de todo; como si, hartos de hacer maratones a lo ancho y largo del globo, supieran cómo acaban todas las historias de amor.

Siempre he pensado que en este deporte nuestro, todo comienza con un ´click´: un desengaño, una promesa, una crisis, una ruptura, un proyecto, una inseguridad o una nueva visión. Siempre hay un click. Tiene más de emoción que de razones. Más de corazón que de piernas. Y por eso, esto liga y vincula y seduce y atrapa. Y por eso somos tantos. Porque detrás de cada corredor, hay una bonita y genuina historia de amor.

Cabeza, corazón y piernas, las tres formas de correr

Hay tres formas de correr: cabeza, corazón y piernas. En las piernas, correr se llama correr; en la cabeza, correr es resistir; y en el corazón, correr es amar. O corres con los tres, o estás destinado al caos.

Correr, como amar, es un juego individual y es un juego de equipo. Individual porque tiene mucho de íntimo. Y de equipo, justamente por lo mismo.

La fórmula “cabeza, corazón y piernas” se impone en determinadas pruebas o momentos, que, por épicos, se corren de otra forma.

En esos últimos y agónicos metros, cuando aprietas bien los dientes, por ejemplo, ahí no hay piernas que valgan. Y si las tienes, no las sientes. Y si las sientes, casi preferirías no sentirlas. O corres con el alma, o susto o muerte.



Esos entrenes fríos con lluvia; las series con viento; los largos en junio; o los inventados cuando ni son horas ni hay ganas ni hay piernas. Solo corazón y cabeza. Como en el amor.

Nuestro otro corazón para correr

A él le conocí como y donde no pudo ser de otra forma: en aquel club de running. Somos el día y la noche. Blanco y negro. Sol y luna. Peras y manzanas.

Él adora la montaña; yo, el mar. Él es de tardes; yo de mañanas. Él es disciplinado y metódico; yo algo díscola y discontinua. El es carnívoro; yo vegetariana adúltera con el jamón cuatro jotas. Yo pasional e impulsiva; él paciente y pragmático.
Y entonces, ¡click!

Hace ya un año que corremos por la montaña y bordeamos, corriendo, el mar. Por las tardes, entrenes compartidos; almuerzos post-largos de mañanas. Él impone disciplina; yo, esa cerveza obligada. Compartimos dieta, dietista y, a veces, hasta el jamón de cuatro jotas. Y yo me enamoro cada vez que corremos; y él me acompaña, paciente, en mis entrenes.
Él, mediofondista y pistero; yo, fondista y maratoniana. Hasta en eso, correr nos une y correr nos separa.
Corremos con tripa, corazón y piernas. Como en la vida. Y justo como en el amor.

Y tú, ¿cómo corres? Y tú, ¿con quién corres?




Siguenos en:

Tambien te puede interesar

La realidad aumentada aplicada al running
Chema Martínez Pastor

¿Te acuerdas cómo era correr hace diez años, sin un GPS en la muñeca que nos marcase el ritmo y sin poder bajarnos planes de entrenamiento de Internet? ¿Y te imaginas cómo será dentro de 10 años?

¿Héroes o insensatos?
Mario Trota

Los corredores populares no somos atletas de elite ni nos ganamos la vida dando zancadas. Por ello, hay que tener mucho cuidado a la hora de practicar este deporte y saber donde están realmente nuestros límites. Y parar cuando es necesario. Nuestro colaborador Mario Trota reflexiona sobre la insensatez de querer forzar nuestro cuerpo y nuestra mente en situaciones delicadas.

Relato: El runner de la Luna Llena
Chema Martínez Pastor

Aquel corredor de la camiseta negra sólo pasaba por el parque una noche cada 24 días. ¿Qué le llevaba, hacia dónde iba? ¿Y por qué el resto de días no le podíamos ver por allí? Un nuevo relato runner de Chema Martínez Pastor

Correr: la mejor excusa para cuidarse
Adolfo Bello

El deporte tiene asociadas muchas ventajas. Entre ellas, que nos fijamos más en lo que hacemos en el día a día y hace que nos cuidemos un poco más. ¿Qué hábitos saludables has adoptado desde que corres?

Las mas vistas

Músculos que actúan en la carrera
Francisco Gilo

Para prevenir lesiones y mejorar el entrenamiento de la carrera es importante conocer los principales músculos involucrados en la actividad. Los descubrimos en ese artículo de Fco. Gilo.

Entrena lento para correr rápido
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

¿Sabes correr lento? Y, ¿sabes para qué sirve? Es fundamental si quieres progresar. Te explicamos porqué.

¿Qué te aporta el fartlek en tus entrenamientos?
Vicente Torres Navarro

Muchos conocéis el fartlek, pero no sabéis realmente qué os aporta o incluso cómo introducirlo en vuestras rutinas de entrenamiento. Vicente Torres nos aporta luz sobre el tema y nos ayuda a construirnos nuestra propia rutina de fartleks.

el minimalismo paso a paso
Julius W. Carrough

En esta serie de videos, encontraras respuesta a todas las dudas y curiosidades sobre minimalismo, barefoot y running de la mano de Julius W. Carrough