La mejor alimentación para hacer deporte

Por Carolina Villalba para carreraspopulares.com
Hay alimentos que deben estar siempre en la dieta de un deportista
Hay alimentos que deben estar siempre en la dieta de un deportista

Para bajar de peso es importante controlar la alimentación y hacer ejercicio. Si ya has comenzado con el ejercicio o llevas años haciéndolo; sólo debes mejorar tu alimentación.

Hacer ejercicio y gastar muchas calorías no significa que no debamos llevar una alimentación sana. Hay ciertos alimentos que debemos consumir muy ocasionalmente o dicho de otra forma, lo menos posible, y otros que deben ser la base de nuestra dieta, pero el menú es amplio y ofrece muchas posibilidades.

Los alimentos más sanos son los que no deben faltar en la dieta
Los alimentos más sanos son los que no deben faltar en la dieta

No hay alimentos mágicos, lo importante es comer de todo, pero en su justa medida.
Las recomendaciones para llevar una alimentación sana son estándar; todos hemos oído hablar de la Dieta Mediterránea y la pirámide nutricional, estas recomendaciones son válidas con carácter general, pero, realmente, ¿sabemos qué es la Dieta Mediterránea o que dice la pirámide nutricional?

Aunque estemos en un peso adecuado y hagamos ejercicio, pueden aparecer enfermedades relacionadas con una mala alimentación como colesterol, hipertensión e incluso algunos tipos de cáncer.

Si ya has decidido tomar cartas en el asunto, mi recomendación es ir cambiando los hábitos poco a poco. De esta manera es más fácil adecuarse a esos nuevos hábitos y lograr que sean permanentes.

Aquí van unas cuantas recomendaciones, que en conjunto equivalen a la Dieta Mediterránea y la pirámide nutricional. Comprueba cuales no sigues y poco a poco intenta ir siguiendo cada vez más:

-Realiza 5 comidas al día: de esta manera llegaremos a las comidas principales con menos
hambre.

-Comienza el día con un desayuno abundante. Venimos de pasar varias horas de ayuno y nos dará la energía necesaria para comenzar el día. Por ejemplo: un lácteo, unas tostadas y una pieza de fruta.

-Incluye unas 2-3 piezas de frutas al día. Aprovecha las frutas de temporada y varía su consumo. Los zumos azucarados no sustituyen una ración de fruta.

-Consume verduras en la comida y cena. Se recomienda que al menos una de ella sea en crudo: en forma de ensalada o gazpacho. Y varía el consumo de ellas.

-Prioriza en consumo de lácteos desnatados o bajos en grasa. En el supermercado, cada vez hay más variedad de todos ellos.

-Incluye hidratos de carbono (pan, pasta, patata, arroz, entre otros) en todas las comidas y preferiblemente integrales. Nos dan energía y son saciantes. Las dietas sin este tipo de alimentos son difíciles de seguir y a la larga hacen que nos sintamos más cansados y apáticos.

-Toma legumbres (lentejas, garbanzos, alubias, soja, habitas, guisantes) al menos 2 veces a la semana. Son una buena fuente de proteínas, hidratos de carbono y fibra. Puedes consumirlas guisadas, en ensaladas o puré tipo hummus.

-Consume al menos 3 raciones de pescado a la semana. Los blancos (tipo merluza, bacalao, dorada) aportan menos calorías que los azules (salmón, atún, trucha); pero estos aportan omega 3, bueno para el corazón.

-Prioriza el consumo de carnes blancas tipo pollo, pavo, conejo sobre las rojas como ternera o cordero.

-Incluye huevos revuetos, tortilla, duro o escalfados; pero evita los huevos fritos.

-Los frutos secos aportan muchas calorías en muy pequeña cantidad, por lo que se deben consumir con moderación. Aportan mucha fibra y grasas saludables como el omega 3. Prioriza el consumo de los naturales y tostados y evita los fritos.

-Bebe al menos unos 6 vasos de agua al día, ya que es la bebida más recomendable para todos. Es la mejor manera de hidratarnos junto con las infusiones y caldos (caseros) bajos en grasa.

-Endulza tus bebidas con edulcorante natural (Stevia) o químicos como sacarina, aspartamos o ciclamato. No aportan calorías y algunos de ellos también se pueden utilizar para cocinar.

-Para cocinar utiliza técnicas de cocción que no contengan grasas en su elaboración o sean bajas como el hervido, vapor, microondas, papillote, plancha, horno o guisados con muy poco aceite.

Para consumir menos

Y aunque no hay alimentos prohibidos, se debe reducir el consumo de ciertos alimentos que son pocos beneficiosos para la salud. Muchas dietas “milagro” prohíben alimentos, yo creo que deben ser de consumo ocasional estés “a dieta” o no.

Son alimentos con un alto contenido de azúcares, sal, grasas poco saludables como AGS (Ácidos Grasos Saturados), AGT (Ácidos Grasos Trans), conservantes y colorantes:

-Yogures estilo griego y postres lácteos como flanes, natillas o mousse.

-Quesos curados y semicurados. Prioriza el consumo de los bajos en grasa o blancos.

-Bollería y todo tipo de galletas, aunque pongan con fibra o elaboradas con aceite de oliva. Es mejor consumir pan fresco en el desayuno, almuerzo y merienda.

-Carnes o cortes altos en grasas como chuletas o costillas.

-Carnes procesadas como hamburguesas y salchichas. Contiene grasas que se utiliza para su elaboración y es mejor consumir el filete.

-Embutidos y derivados cárnicos como salchichón, chorizo, fuet (aunque sea de pavo), paté y foie.

-Mantequilla y margarina, es mejor utilizar aceite para cocinar y acompañar las tostadas.

-Snacks tipo patatas chip y ganchitos, su alto aporte en sal y grasas poco saludables hacen que sean poco saciantes y cuando se consumen no se hace en pequeña cantidad.

-Comida rápida o lista para consumir tipo pizza, carnes empanadas o rebozados, platos ya preparados. Dedica más tiempo a la cocina y puedes congelar en pequeñas proporciones que te sacarán de un apuro.

-Bebidas tipo colas, zumos y néctares.
-Bebidas alcohólicas, aportan muchas calorías “vacías” a la alimentación que no ayudan a controlar el peso. Además, el alcohol deshidrata y aumenta la posibilidad de desarrollar muchas enfermedades.

-Evita las frituras y si eso no es posible, no reutilices el aceite muchas veces. Ya que al hacerlo se forman compuestos poco saludables llamados acrilamidas, que se asocian con ciertos tipos de cánceres.

Llevando a cabo estas recomendaciones y planificando tus menús o comidas evitas caer en la tentación de comer comida rápida o platos poco equilibrados.

Planificar en casa el menú semanal y hacer una lista de acorde a tus comidas, hace que compremos lo necesario y ahorremos dinero. Y recuerda ir al supermercado después de comer, ya que si hacemos la compra con hambre, compraremos más alimentos poco saludables y más alimentos de los necesarios.

SOBRE EL AUTOR

Carolina Villalba
dietista y nutricionista

www.mejoratudieta.es



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Menú veraniego para combatir el calor de forma sana
Rubén Gadea

Seguimos con las recetas fresquitas para este verano. Aquí tienes un par de ideas para hacerte un menú refrescante, sano y muy runner. ¡Bon apetit!

Sopas frías para runners: ¡hay vida más allá del gazpacho!
Laura Jorge

¿Te pirras por el gazpacho en verano? Es un alimento que no puede faltar en las comidas de todos los runners. Fresquito y sano... ¡una opción genial! Nuestra nutricionista, Laura Jorge, te ofrece alternativas para que varies un poco este verano.

Come bien para correr mejor
Rubén Gadea

Come para correr mejor. Corre para comer mejor. Da igual el orden, lo importante es que nuestra alimentación esté acorde con nuestro entrenamiento, para asegurar que el cuerpo tiene los nutrientes necesarios para el ejercicio.

¿Es mágica la fórmula de las bebidas recuperadoras?
Pablo Felipe Martín Sanz

Seguro que alguna vez las has probado. Se trata de bebidas formuladas especialmente para que los corredores y nuestros músculos nos recuperemos después de un entrenamiento o carrera. Pero ¿qué llevan? ¿De verdad son mágicas?

Las mas vistas

¿Pie pronador o supinador?
Carlos Blasco García

Vamos a hablar de los pies supinadores y pronadores, y clarificaremos si este aspecto se debe tener en cuenta a la hora de comprar un calzado para practicar atletismo, o simplemente para realizar unas plantillas.

¿Sabes cómo limpiar las zapatillas de running?
Chema Martínez Pastor

No hay que descuidar una tarea como la limpieza de las zapatillas de running. Un buen cuidado hará que tengamos nuestras ´ruedas´ listas durante más tiempo y en perfecto estado. ¿Sabes cómo hacerlo?

La tendinitis tibial
Carlos Blasco García

Siguiendo con el capítulo de los pies pronadores y supinadores, y recordando que por lo general todos los pies deben tener movimiento de pronación y de supinación, vamos a centrarnos ahora en cuáles son los músculos responsables de estos movimientos, y del motivo por el que se produce una tendinitis al finalizar la práctica deportiva, en este caso, una maratón y/o una carrera.

¿A los runners nos crecen los pies?
Rubén Sánchez-Gómez

Es bien sabido cómo correr ´modifica´ partes de nuestro cuerpo. Nos vuelve más atléticos, aumenta el porcentaje de fibra y reduce el de grasa. Pero ¿es posible que también haga que nos crezcan los pies? Nuestro podólogo de cabecera nos da las claves.