Los 7 (no) pecados capitales de un corredor

Por May Luján para carreraspopulares.com

¿Defectos?, sí. ¿Manías?, sí. ¿Vicios?, también. Pero de los buenos, eso sí. Los corredores tenemos defectos, manías y ‘vicios’, como cualquier ‘hijo de vecino’. Pero en este artículo nos vamos a centrar en los ‘pecados capitales’ del runner, o mejor dicho, en los NO pecados capitales del runner. A cada pecado, nosotros sacamos una virtud. ¿Te sientes identificad@?

1. Lujuria (castidad)


La lujuria (en latín ‘luxus’) es usualmente considerada como el pecado producido por los pensamientos excesivos de naturaleza sexual, o un deseo sexual desordenado e incontrolable. Pero centrémonos en otro significado, según la Real Academia de la Lengua: ‘exceso, abundancia o demasía en algunas cosas’.

¿Excesos? ¿Los corredores? ¿Qué es eso? Que si mañana madrugo porque tenemos nuestra tirada del domingo, que si mañana tengo carrera por la tarde y esa comida no me viene bien. Los excesos no conjugan muy bien con los corredores, ¿verdad? Pero, ¿y lo que disfrutamos con esos madrugones y esa “castidad”?


2. Gula (control)

La gula (en latín ‘avaritia’) se identifica con la glotonería, el consumo excesivo de comida y bebida. En cambio en el pasado cualquier forma de exceso podía caer bajo la definición de este pecado. Marcado por el consumo excesivo de manera irracional o innecesaria, la gula también incluye ciertas formas de comportamiento destructivo.

Los corredores sabemos controlarnos. Si tenemos una sesión de entrenamiento exigente o una carrera, tenemos claro que no podemos excedernos con la comida o la bebida. Sabemos qué es lo que podemos y lo que tenemos que hacer. La moderación es nuestro pecado. Aunque claro, una vez hemos acabado la carrera, igual ahí ya es otra cosa, ¿no?


3. Avaricia (generosidad)

La avaricia (en latín, ‘avaritia’) es, como los dos anteriores, un pecado de exceso. Sin embargo, la avaricia se aplica en particular a la adquisición de riquezas para uno mismo.

Sí, sí, es verdad. Unas zapatillas por aquí, una camiseta por allá, el nuevo pulsómetro. Pero oye, son cosas necesarias para correr, o ¿no? Además, los corredores somos muy generosos. Probamos todos los materiales nuevos para luego poder aconsejar bien a nuestros compañeros y amigos. Y cuando llegan sus cumpleaños, siempre pensamos en lo que pueden necesitar para sus carreras. Somos generosos.

4. Pereza (actividad)

La pereza (en latín, ‘acidia’) hace referencia a la incapacidad de aceptar y hacerse cargo de la existencia de uno mismo, relacionada con la negligencia, astenia, tedio o descuido en realizar actividades.

Eso sí que no. Los corredores somos lo contrario a perezosos, por lo menos en lo que a correr se refiere. Somos activos y nos gusta la acción. Madrugamos, nos movemos y avanzamos, siempre avanzamos. ¿Nos caemos? Nos levantamos.



5. Ira (amor)

La ira (en latín, ‘ira’) puede ser descrita como un sentimiento no ordenado, ni controlado, de odio y enfado. Estos sentimientos se pueden manifestar tanto hacia los demás y hacia uno mismo. Deseo de venganza, odio e intolerancia hacia otros.

Puede que no sea tu día, que una prueba se te atragante y no consigas tu objetivo deseado o que incluso abandones por un dolor. En un primer momento, te enfadas contigo mismo pero enseguida piensas en que habrá otra carrera, que habrá más metas y más retos y que a la próxima lo conseguirás. Puedes llegar a pensar en abandonarlo y no intentarlo más, pero no lo harás. LA ira no va con nosotros, la reconvertimos. Amamos lo que hacemos: correr. Y nunca lo podremos odiar.

6. Envidia (nobleza)

Como la avaricia, la envidia (en latín, ‘invidia’) se caracteriza por un deseo insaciable. Pero los envidiosos no desean cosas materiales, desean algo que alguien más tiene y que perciben que a ellos les hace falta. Por consiguiente, desean el mal al prójimo y se sienten bien con el mal ajeno.

¿Cómo? ¿Envidiosos? Imposible. Correr es una lucha contigo mismo, solo hay un obstáculo para lograr tu meta y eres tú. Puede ser que busques mejorar una marca y eso signifique ganar a otro corredor pero eso nos motiva, nos gusta. Necesitamos que ese otro corredor esté en plena forma para poder competir de forma sana. Y además, no hay mejor forma de cruzar una meta que hacerlo junto alguien, aunque eso signifique, a veces, no lograr tu objetivo marcado.


7. Soberbia (humildad)

La soberbia (en latín, ‘superbia’) es considerado el original y más serio de los pecados capitales. Es identificado como un deseo por ser más importante o atractivo que los demás, fallando en halagar a los otros. La creencia de que todo lo que uno hace o dice es superior, y que se es capaz de superar todo lo que digan o hagan los demás.

La humildad por encima de todo. Puede que estés en tu mejor momento pero sabes que siempre hay corredores mejores que tú y ellos son los que te motivan a seguir y a mejorar. Siempre se puede mejorar, es lo que mejor del running. Y vas a una carrera y te preguntan el tiempo que piensas hacer y dirás: bueno, hoy a la marcha y a ver que sale que me duele esto o aquello y no quiero forzar.

SOBRE EL AUTOR


Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Gijón se vuelca con la “Marea Rosa” en la Carrera de la Mujer
carreraspopulares.com

La duodécima edición de la Carrera de la Mujer de Gijón ha congregado unas 8.000 participantes que han teñido de rosa el asfalto gijonés durante una jornada muy deportiva, solidaria y reivindicativa del papel activo de la mujer en la sociedad y en el mundo del deporte. La cántabra Dolores Marco ha sido la ganadora de la prueba, seguida por la jovencísima asturiana Carlota Fernández y Laura González.

Maite Maiora y Diego Díaz Pando ganadores del Km Vertical Fuente Dé
carreraspopulares.com

Éxito de participación con 296 inscritos para celebrar el décimo aniversario

Consejos para carreras nocturnas
May Luján

Las carreras por la tarde y por la noche se imponen en época estival. Si vas a correr alguna, ten en cuenta unas cuantas pautas y recomendaciones.

Guía del corredor novato: lo que pasa en la línea de salida
Mario Trota

En los minutos previos a la salida, cuando estamos ya detrás del arco esperando el disparo que no indique que tenemos que empezar a correr, pasan muchas cosas. Y se escuchan interesantes conversaciones.

Las mas vistas

El ozono y su efecto en los deportistas
Francisco Gilo

Las altas concentraciones de ozono pueden ser perjudiciales, sobre todo para los deportistas que están expuestos al aire libre durante el tiempo del ejercicio. En este artículo, Fco. Gilo nos describe cómo nos puede afectar el ozono y cómo podemos evitar sus efectos.

Trabaja la fuerza tras el entrenamiento
Fernando Ortiz

Te presentamos una serie de ejercicios básicos que podrás practicar tras correr. Son importantes para que tus piernas estén fuertes y tengas menos cansancio muscular. Te quitarán poco tiempo y te ayudarán mucho.

Cómo entrenar correctamente las cuestas
David Calle

Tanto si ya realizas entrenamientos en cuestas como si aún no los has probado, estos consejos de nuestro entrenador David Calle te ayudarán a convertirte en un experto en cuestas, y saber cuándo, cómo y por qué debes usarlas en tus entrenamientos.

La importancia del masaje
Francisco Gilo

La acción mecánica del masaje sobre la musculatura, actúa de manera que activa la circulación, cosa que favorece el intercambio de reacciones químicas y nutrientes