Madrid Segovia 2013-2018: Un camino sin retorno

Por carreraspopulares.com - 05/10/2018

Inicios del 2013. Apenas llevaba 2 años corriendo y tras el Medio Maratón y el Maratón de Madrid buscaba nuevos retos. Un día, mientras disfrutaba de un rato de charla tras finalizar un 10k, escuche la palabra ´Magovia. Sin querer dije en alto "¿eso qué es?" Se rieron de mí para decirme "Madrid-Segovia. 101 kilómetros. ¿No lo conoces?

Mis primeros pensamientos fueron "¡GUAUU! Sólo para #extraterrestres". Pero poco a poco vi como los que me rodeaban contaban cómo hacerla, cómo prepararla y terminarla. Mi suerte fue conocer a grandes maestr@s del Trail Running los cuales me han enseñado todo. Ahora gozo de su amistad, cariño y mi respeto es máximo para ell@s. Magovia es la carrera que me hizo corredor de Ultras y enamorarme de estas distancias, sin duda es por ello que tanto la quiero.

La idea de intentarlo me rondaba por la cabeza, muchos entrenamientos y cada vez estaba mejor preparado, así que sin más en el 2013 con la mano temblorosa rellené mi primera inscripción y desde entonces no he parado. Ya son 6 ediciones seguidas y la ilusión no para de crecer, he mejorado desde mi primera marca de 12h48m a 9h11m en el 2017 conquistándola y haciendo que se rindiera a nuestros pies.

A pesar de ser una ultra con no demasiado desnivel tiene el detalle que la puede hacer tan dura o más que una ultra de pura montaña, sencillamente pues correr de principio a fin. Eso le da una dosis de dificultad que muchos no superamos. ¿Imaginas correr a 5m20” el Km durante 9h12m sin descanso y con paradas relámpago en avituallamientos para hacer meta en Segovia? Cuesta imaginarlo a pesar de haberlo hecho.

Por eso siempre digo que Magovia no es un día: son muchos meses de preparación concreta, tiradas largas a ritmos altos y en mi caso, por poner un ejemplo, en el 2017 pude ganarla, pero en 10 días como entrenamiento final hice casi 350km sin un sólo día de descanso. Levantarse de madrugada, correr una media de 38km para llegar al desayuno estando de vacaciones y terminar con la familia en la playa es toda una disciplina que aún ni yo alcanzo a entender.

Esta edición 2018 ha sido una experiencia mucho más personal que puramente deportiva, fue mi primera ultra y mi corazón y cabeza necesitaban correrla, trotarla, disfrutarla. Aún a sabiendas que no haría una gran marca y perdería la condición de ganador, para cederla con un gran abrazo y sonrisa al nuevo campeón. Todos tenemos derecho a nuestro gran día en este mundillo y yo ya lo tuve. Aún así un 7º puesto y 3º en mi categoría colman de sobra mis expectativas.

Así que: preparados, listos, ¡ya! Pistoletazo de salida a las 5 a.m. Caras de sueño y fotos miles. Un gran grupo de cabeza parece querer romper la barrera del sonido y salen disparados. El resto cada cual con su planteamiento vamos arrancando Kms por sensaciones. Nuevos amigos, charlas, sorpresas continuas en avituallamientos y conocidos que animan, apoyan y otros que esperan para un simple “hola” y un abrazo, un lujadzo. Son #MOMENTAZOS que quedan grabados edición tras edición.

Seguimos en carrera, sensaciones multicolor y un desgaste brutal a tu cuerpo donde tan pronto estas a tope como que si te pasas un poco de ritmo tu cuerpo se desmonta. Así que con cabeza fría y la clara idea de seguir sumando Kms avanzamos. Os dejo el mejor de los consejos que he recibido en este mundillo: "conócete y escucha a tu cuerpo, durante la carrera tendrás sensaciones negativas, calambres, dolores musculares que a todos nos llegan y el conocerte marca la diferencia para saber si pasarán o realmente es un aviso de hasta aquí".

Llegas a META, cruzas el arco con un impresionante acueducto a tu espalda y explotas en sensaciones muy personales, agradecimientos y abrazos a tod@s cuantos encuentras a tu paso. Ahora toca recordar esta 9º edición de Magovia, contarla y disfrutarla tantas veces como puedas antes de que llegue ya la esperada 10ª edición.
Gracias Magovia por poner en mi camino a tantos y tantos grandes maestr@s, entrañables amig@s y Pomponer@s únicos: Claudio, Jesús, Bassit, Sole, Javier, Montse, Paloma, Pepi, Juan, Victor, German... seguro olvido a otros muchos sois tantos... ¡gracias a todos!



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Arthur Lydiard, el hombre que popularizó el ‘running’
Luis Blanco

Fue mucho más que un entrenador. Y su influencia en el deporte popular fue determinante. Los corredores populares deben mucho al neozelandés Arthur Leslie Lydiard.

Fundamentos del turismo deportivo
Sergio Núñez Vadillo

Los eventos deportivos representan una oportunidad de negocio para los empresarios y una ocasión de generar riqueza para los organismos que los promocionan en los espacios que los acogen.

¿Qué le puedes enseñar a tus hijos sobre el running?
carreraspopulares.com

Correr con tus hijos es una buena idea, porque verás en ti un ejemplo de conducta que les ayudará a afrontar sus problemas en el futuro. Sé el mejor ejemplo, mostrándoles la parte positiva del running.

Si crees que correr se te ha ido de las manos, mira esto
carreraspopulares.com

Los ´Marathon Maniacs´ no son un grupo corriente. Sólo quienes hayan demostrado una capacidad titánica para acabar maratones puede formar parte del club. ¿Estás lo suficientemente demente como para pensarlo?

Las mas vistas

Glúteos fuertes: corre mejor y más rápido
Rubén García

Muchas veces te olvidas de ellos y es un error. Unos glúteos débiles influirán en una peor carrera. Rubén García nos presenta unos ejercicios que te fortalecerán y mejorarán tu técnica de carrera.

Tú elegiste correr el Maratón, no fui yo
Raquel Landín

¿Vas a correr un maratón? Pero, realmente, ¿quieres correr un maratón? Depende de ti. Raquel Landín nos hace ver que lo tenemos en la mano, pero que debemos ofrecer un compromiso por nuestra parte.

El Aquarunning. ¿Qué es y cómo te puede ayudar?
Raquel Landín

¿Tienes una piscina cerca o vives junto al mar? Pues entonces puedes practicar aquarunning. Aprende en qué consiste, cómo se realiza y los beneficios que te aporta si eres corredor/a. Con Raquel Landín

Los 7 pecados capitales en nutrición
Laura Jorge

Son errores clásicos, vale. Pero ¿los evitas? Repasemos esos hábitos que, si los conseguimos eliminar, nos convertirán en personas más sanas. Y vosotr@s, ¿sois pecadores?