Moviliza tu cadera para correr mejor

Por Plenum Pilates para carreraspopulares.com - 13/03/2018

La cadera, al igual que el hombro, es una articulación con muchísima movilidad, nos permite muchos movimientos diferentes en gran diversidad de planos y direcciones. Su objetivo primordial es ofrecer estabilidad y producir fuerza, ofrece un anclaje robusto a la cabeza del fémur, rodeando además toda la articulación con fuerte tejido conectivo. Por lo mismo, se sitúan alrededor de la cadera los mayores músculos del cuerpo, como glúteos, psoas, aductores, recto femoral etc.

Pocos corredores entienden lo importante que es la cadera para mantener la postura o para realizar muchos movimientos de nuestro día a día, entre los que se encuentra el propio gesto de la carrera.

Las complicaciones comienzan sobre todo por sentarnos todo el día sobre sus músculos principales: los glúteos. Aunque el problema de la cadera es más complejo que el hecho de no tener unos glúteos fuertes y sanos, patrones incorrectos de movimiento y falta de movilidad en todo el rango articular generan muchas otras complicaciones a medio y largo plazo.

Importancia de la cadera

Desde la cápsula articular (donde se une el hueso de la pierna con el hueso de la cadera), pasando por ligamentos, tendones, fascias y los pequeños músculos que asisten en la rotación o estabilización, todos se adaptan a la cantidad de movimiento que se les suministre y si analizamos la movilidad durante la carrera, el rango de movimiento es bastante corto, por lo que todo el sistema tiende a mantenerse rígido y poco móvil.

El efecto de esta falta de movilidad hace que todo el movimiento que deba hacer la cadera y que no pueda realizar debido a esta rigidez, lo tendrá que hacer otra parte del cuerpo. Lo más probable es que sea la columna lumbar, pocos corredores pueden decir que no sufran de molestias lumbares después de una tirada larga o una semana de entrenamientos con mucho volumen.

Pero no solo correr afecta a tus caderas. Tus hábitos diarios sean quizás los que más dañen tu cadera, así que debes intentar modificarlos. Entiende que no hay plan de recuperación de 10 minutos para tus caderas que funcione si luego abusas de ellas durante 10 horas con malos gestos y posiciones. Si queremos revertir el proceso y que cada parte se mueva lo que debe, es imperativo mover más la cadera, primero haciéndolo correctamente, hasta que se vuelva a adaptar.

Consejos para movilizar tu cadera

Primero, pasa menos tiempo sentado. La silla es el enemigo número uno de tus caderas. Levántate y repara tu cuerpo. Pasar mucho tiempo sentado acorta los flexores de cadera y debilita los glúteos, entre otros muchos problemas.

Entiende que debes flexionar tu cadera, no tu espalda. Cualquier movimiento del torso debería realizarse doblando primero la cadera, no la espalda baja. Doblarse en la cintura afecta las curvas naturales de la espalda, y es el origen de muchos problemas de columna.

Con este sencillo cambio en tus patrones de movimiento reduces la presión sobre las vértebras y los pequeños músculos que las rodean, y colocas el peso en los grandes músculos de tu cadena posterior, diseñados para soportar carga. La mayoría de lesiones de espalda se producen en movimientos del día a día, con pequeños pesos y gestos.

Correr es una actividad física muy repetitiva y con mínimo rango de movimiento e impactos continuos, es el sueño de los fabricantes de prótesis de cadera (especialmente si corres con mala técnica). Es necesario hacer trabajar a tu cadera en rangos de movimiento amplios y variados.

Mejorar la movilidad de las caderas es un proyecto a medio-largo plazo. El Pilates incorpora dentro de sus protocolos y movilizaciones que ejercitan la cadera en todos sus rangos de movimiento, trabajando tanto la flexibilidad como la fuerza en toda la articulación. Es muy importante que si tienes limitaciones serias en la cadera y/o sufres dolor en la espalda baja afrontes el problema y trabajes para solucionarlo. Así que recuerda:

Si quieres correr sano, moviliza tus caderas.

SOBRE EL AUTOR

Plenum Pilates
Estudio de Pilates con máquinas en Majadahonda, Madrid.

https://plenumpilates.com/



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

¿Podemos seguir entrenando si estamos lesionados?
David Calle

No las queremos ni ver, pero aparecen. Cuando estamos lesionados, ¿podemos seguir entrenando? David Calle nos da las claves. Continuar el entrenamiento nos va a venir muy bien.

El agua: 15 tips que la hacen imprescindible
carreraspopulares.com

Es el elemento principal que activa todas nuestras funciones mientras corremos. El agua, ese elemento que nos es imprescindible y que, a la vez, tantas cuestiones positivas nos reporta.

El sueño: vital para los deportistas
Tono Fernández

¿Tú duermes lo suficiente? Pues que sepas que es vital para entrenar bien, rendir más y evitar lesiones. Zzzz.

Cómo mejorar tu entrenamiento de fuerza
Nacho Martínez y Toni Montoya

Hasta un tercio de las lesiones se podría evitar haciendo un buen entrenamiento de fuerza. Pero, ¿cómo hacerlo? Aquí van algunos consejos para mejorar ese tipo de entrenamientos.

Las mas vistas

Sub 40’ en 10k, ¿cumples los requisitos?
Tono Fernández

Es una barrera tanto psicológica, como física. Bajar de 40 minutos en 10 kilómetros es una hazaña complicada para muchos. Aunque estés cerca, cuesta alcanzar ese listón. ¿Cumples con los requisitos?

Si vas a correr un Maratón, debes saber que...
Luis Miguel del Baño

Emociones, sentimientos encontrados, dolores, lucha contra uno mismo. ¡Los maratones son tantas cosas! Aquí tienes 42 puntos importantes que debes saber si vas a correr los 42 kilómetros.

La miel y el corredor. Propiedades y beneficios.
Leticia Garnica

La miel es un azúcar simple que aporta mucha energía, tiene propiedades antioxidantes y recuperadoras. Además, es barata y está deliciosa. Es, por tanto, como apunta la nutricionista Leticia Garnica en este artículo, un producto ideal para los corredores.

La parte psicológica de las lesiones
Yolanda Cuevas Ayneto

Uno de los aspectos a tener en cuenta en la práctica del ejercicio físico y del deporte son las lesiones sufridas siendo amateur o profesional. Las lesiones pueden provocar una retirada puntual de la práctica deportiva en unos casos o la definitiva en otros...