Zapatillas mixtas: qué son y por qué deberías planteártelas

Por Adolfo Bello para carreraspopulares.com - 18/12/2017

Si eres como yo, de los que tiene un espacio (y cartera) limitados a la hora de tener zapatillas para correr, seguramente te pensarás más de una y dos veces a la hora de renovar el calzado. Aunque a medida que uno va sumando kilómetros y experiencia, se da cuenta de la importancia de llevar una zapatilla lo más adecuada a nuestras rutinas y a nuestras condiciones.

No voy a hablar de la corrección de la pisada, porque no soy un podólogo ni un experto. Es más, lo que siempre digo aquí es que nadie te puede aconsejar si no es un profesional de la biomecánica. Porque todos (sí: todos) pisamos de forma distinta, incluso lo hacemos de maneras diferentes con cada pie. Por eso, las verdades absolutas no existen. A mí me va fenomental con unas plantillas hechas a medida que renuevo cada 2-3 años. Pero no puedo decir que sea lo que todos los demás necesitan porque es algo muy personal. Sí es cierto que desde que las tengo me lesiono menos. Y también he conseguido lesionarme menos desde que presto más atención a las zapatillas que me compro.

Resumiendo, cuando elegimos zapatillas podemos hacerlo teniendo en cuenta lo que vamos a hacer con ellas. Si vamos a correr muchos kilómetros a ritmos tranquilos, necesitamos que la zapa tenga más amortiguación. Lo que ocurre es que cuanta más amortiguación tengan, más pesará la zapatilla. Esto será negativo para correr más rápido, como veremos más adelante. Otra característica que debemos pedir a una zapatilla para entrenar en tiradas largas es que nos dure muchos kilómetros. Por lo tanto, los elementos de refuerzo que la hacen durar más también van a hacer que pese más.

Por esas dos características, peso y amortiguación, hay quien opta por tener también unas zapatillas para competir y para ritmos más rápidos. Esto quiere decir ir por debajo de 4:30 el kilómetro, aproximadamente. En este caso, el peso de la zapatilla se convierte en importante y por eso los fabricantes, en sus modelos de “voladoras”, quitan elementos de refuerzo y de amortiguación para primar ante todo, la ligereza y la reactividad. La suela es menos amortiguada en el talón, pero tiene más respuesta en la parte delantera del pie. Eso quiere decir que seremos más eficientes corriendo a ritmos rápidos.

Lo que ocurre con las voladoras es que para usarlas, como decía, necesitas tener un nivel más avanzado como runner. No solo porque corras más rápido, sino porque tengas una musculatura más fuerte y más preparada para soportar la falta de amortiguación que la zapatilla tiene. Una bajada de peso de 100-200 gramos en cada pie se nota, además de que las condiciones ergonómicas de estas zapatillas favorecen una postura más ágil al correr y son perfectas para buscar la velocidad en nuestras carreras de 10k o menos.

Pero como no todos podemos usar el modelo de voladoras por nuestros ritmos o porque, sencillamente, se nos carga todo cuando probamos unas voladoras, los fabricantes disponen de modelos de lo que han llamado “zapatillas mixtas”. A veces es difícil marcar una zapatilla como mixta, ya que las líneas son bastante finas y algunas suelen tender más hacia la zapatilla rápida o hacia la amortiguada. La idea es que la zapatilla es lo suficientemente amortiguada como para aguantar tiradas por encima de los 12-15 kilómetros sin castigar nuestras articulaciones, pero lo bastante ligeras como para invitarnos a correr un poco más rápido si lo necesitamos.

La opción más sencilla es preguntar en tu tienda al comprarte unas nuevas que te enseñen modelos mixtos y verás que tienen una característica común: son menos “toscas” que las más amortiguadas. La sensación visual es que están menos recargadas. Eso no quiere decir que duren menos. Precisamente, estos modelos son posibles hoy en día porque los materiales han mejorado hasta el punto de poder ofrecer zapatillas resistentes con materiales más ligeros.

También son las que tienen diseños más sencillos. Si lo que te preocupa es la estética, con ellas te sentirás muy a gusto. Pero lo mejor de todo es que, sin ocupar más espacio en el armario, tendrás unas zapatillas multiusos, que te aguantarán bastantes kilómetros en tus entrenamientos pero que, si necesitas ir más rápido, podrán acompañarte. Eso sí, recuerda lo que dije al principio: esto no quiere decir que sirva para todos. No dejes de consultar a un especialista si tienes dudas.

SOBRE EL AUTOR

ARTÍCULOS RELACIONADOS

POR JAIME VILLA, BIKILA VALENCIA



POR PABLO MARTÍN

POR JAVIER SERRANO


Tambien te puede interesar

Elige bien tus calcetines para correr
carreraspopulares.com

Si prestamos mucha atención a la hora de comprarnos las zapatillas, ¿por qué no lo hacemos con la prenda que se pone entre estas y nuestros pies? Los calcetines deben ser bien elegidos para que nos eviten molestias o incluso, lesiones.

¿Qué es el drop de una zapatilla? Todas las respuestas
carreraspopulares.com

Lo habrás escuchado mil veces, pero ¿sabes realmente lo que es el drop de una zapatilla? ¿Para qué sirve y qué influencia tiene en tu carrera? Los profesionales de Running Company Madrid resuelven todas tus dudas.

Guía del running veraniego: ¿con qué ropa correr en verano?
Chema Martínez Pastor

Correr en verano no tiene por qué ser más duro ni más fácil que en invierno. Solamente tenemos que tomar unas precauciones distintas. Te dejamos unos consejos para sobrellevarlo estos días de calor. ¿Cómo vestir para correr en verano?

¿Vas a comprar tus primeras zapatillas de running? Guía para no perderte en la tienda
Víctor Cerón

Hay una primera vez para todo. Para un corredor principiante, comprar sus primeras zapatillas puede ser tan difícil que dé miedo siquiera pisar la tienda. Nuestro experto Víctor Cerón nos da las claves para no salir corriendo descalzos.

Las mas vistas

Ejercicios de core que no conocías
Raquel Landín

Quizás ya sabías que trabajar nuestro cinturón abdominal (core) es muy útil para aguantar erguidos y firmes cuando pasan los minutos de carrera. Quizás conocías la plancha y algunos otros ejercicios básicos, pero mira cuántas variantes te proponemos. Si los consigues hacer, tendrás unos abdominales de acero. Eso sí, ¡ves poco a poco!

Consejos y entrenamiento para correr el Medio Maratón
Marta Fernández de Castro

El medio maratón parece una distancia sencilla pero si nos cebamos con el ritmo los primeros kilómetros podemos encontrar el muro a partir del kilómetro 12-15.

Carreras nocturnas: después de correr, ¿hay que cenar?
May Luján

En verano hay muchas carreras nocturnas. Muchas de ellas acaban a horas intempestivas. Se te habrá pasado la hora de cenar cuando cruces la meta, pero ¿debes cenar algo aún así? ¿Cuáles son las pautas de alimentación correctas?

¿Cuántas carreras puedo correr al mes?
Luis Miguel del Baño

Ponerse un dorsal y participar en una carrera es algo genial. El ambiente y la emoción crean momentos únicos. Pero ojo, puedes correr en tantas carreras como quieras, pero con cabeza. No vayas a tope en todas, si no, puedes caer en un sobreentrenamiento o estancarte en tu progresión.