AMA: 20 años de control, limpieza y salud

Por Carlos Domingo para carreraspopulares.com

Agencia Mundial Antidopaje (AMA)

El año 1988, como buen bisiesto, fue olímpico. Seúl se preparó para albergar el mayor de los eventos deportivos del planeta. Cada cuatro años el mundo del deporte se viste de gala para su fiesta. Su fiesta de los anillos. Millones de personas pendientes de una caja, en aquel momento de tubo y sin mando a distancia, que acercaba a cada hogar lo más destacado que ocurría la capital de Corea del Sur.

Entre tanta amalgama de deportes sobresale una disciplina. Una larga recta de 100 metros que es la más esperada de los muchos días de los que constan unos Juegos. La carrera más corta y a la vez más seguida por la audiencia a nivel mundial. Pero nadie podía esperar que aquel hectómetro fuese a marcar la historia del deporte hasta nuestros días.

Benjamin Sinclair Johnson nació un 30 de diciembre de 1961 en la localidad jamaicana de Falmouth. Pese a su origen caribeño defendió los colores de Canadá y, primero para orgullo y poco después para vergüenza, subió la hoja de arce a lo más alto de los podios de los cinco continentes. Johnson llegó a Seúl como plusmarquista mundial y favorito al oro en los 100 metros lisos, pero no estaba solo. Calvin Smith, Linford Christie, Carl Lewis... todos ellos querían ser los mejores. Mucha igualdad. Tal vez demasiada. Ben necesitaba estar en su mejor momento físico... y buscó ayuda.

¡Disparo y a correr!

Se dio la salida a una carrera que marcó para siempre el deporte. Esos hombros portentosos de Ben Johnson, zancada inalcanzable y los ojos inyectados en sangre quedaron grabados para siempre en la retina de los espectadores. También de sus rivales. Le bastaron 9.79 segundos para convertirse en el primer humano en bajar de la barrera de los 9.80 con un estratosférico nuevo récord mundial... pero algo salió mal. El stanozolol en sangre y orina desveló que no había ganado limpio. El plusmarquista y campeón se vio noqueado por la trampa y este comúnmente llamado Winstrol borró sus huellas olímpicas aquel año.

El escándalo fue mayúsculo. El deporte estaba empezando a salir de la suciedad más absoluta. Ese camino de espinas que había tenido que sufrir por culpa de los diversos dopajes de estado que costaron la salud –y hasta el cambio de sexo- a tantos y tantos deportistas. Aquel ya lejano 1988 fue la gota que colmó el vaso y la sociedad empezó a darse cuenta de la lacra que sufrían los mejores atletas del momento.

Lucha por la limpieza y el control

Este momento de la historia quedó grabado a fuego y trajo consecuencias. El mundo de los controles empezó a hilar fino, a localizar sustancias que provocaban serios problemas de salud a sus consumidores que, hambrientos de victoria, no escatimaban en consumir cualquier cosa que les permitiera entrar en un ranking de élite.

Fue pasando el tiempo. Campeonatos de Europa, mundiales y ciclos olímpicos. Los laboratorios fueron detectando tramposos y engrosando temporada tras temporada las listas de productos perjudiciales y prohibidos. Y en esta espiral llegó el 2 de febrero de 1999. Un año que tenía como colofón el único Campeonato del Mundo que aún a fecha de hoy ha organizado una ciudad española: Sevilla.

En ese segundo mes del último año de siglo tuvo lugar la Conferencia Mundial sobre el dopaje en Lausana. Esta ciudad suiza albergó tres días frenéticos que terminaron con lo que fue toda una declaración de intenciones. Seis puntos que marcaron la raya que no se debería cruzar desde aquel momento. Las conclusiones llevaron a la creación de una Agencia Mundial Antidopaje (AMA) totalmente independiente, creada por una iniciativa colectiva y apoyada por el Comité Olímpico Internacional. Así se sentaron las bases de la lucha contra el dopaje en el deporte con un organismo capaz de sancionar, educar, organizar, gestionar y dirigir el camino de la limpieza en el deporte. La AMA se inauguró oficialmente el 10 de noviembre de aquel 1999 con intención de llegar en pleno rendimiento a los Juegos Olímpicos del año 2000, pero aquel congreso plantó la semilla del organismo que aún a día de hoy vela por la salud y limpieza en el deporte.

Agencia Mundial Antidopaje www.wada-ama.org/
www.facebook.com/wada.ama instagram.com/wada_ama/ twitter.com/wada_ama

Ben Johnson - Final 100ml Seúl 1988



SOBRE EL AUTOR


Tambien te puede interesar

Farah, un refugiado de oro
Carlos Domingo

El 23 de marzo de 1983 vio la luz por primera vez Mohamed Farah. Hablar de Mo es hacerlo de uno de los grandes virtuosos del fondo mundial.

Un oro que valió por tres
Carlos Domingo

Cuando hablamos de triplete histórico en el mundo del atletismo en la retina de los españoles se repite una y otra vez la entrada a meta de Martín Fiz, Diego García y Alberto Juzdado en Helsinki.

Wanda Panfil, una vida forjada en el maratón
Carlos Domingo

Hablar de Wanda Panfil es hablar de una de las mejores corredoras de fondo de la historia. Sin duda la mejor que ha dado Polonia. Nacida el 26 de enero de 1959

El sueño de Balck se cumplió en Chamonix
Carlos Domingo

Si los amantes al deporte cierran los ojos y escuchan el nombre de Chamonix seguro que les vienen a la cabeza mil y una imágenes relacionadas con el ejercicio físico. Cuna de una de las carreras a pie por montaña más mediáticas del planeta, el Ultra Trail del Mont Blanc, es también punto de partida de los Juegos Olímpicos de Invierno.

Las mas vistas

Trabajo excéntrico: vital para corredores
Raquel Landín

¿En qué consiste el trabajo excéntrico? Son ejercicios muy importantes para los corredores. Mejoran nuestra fuerza, movilidad y, sobre todo, nos ayudarán a prevenir lesiones. Raquel Landín te lo explica en este vídeo.

Las 10 cosas que más nos gustan a los corredores
May Luján

¿Qué es lo que más os gusta de salir a correr? ¿Y de una carrera? Hemos comprobado que muchos de los gustos coinciden entre corredores. Y es que somos muy sencillos de contentar.

Y olvidé los auriculares en casa
Gema Payá

¿Corres con música, o sin música? Cada una de las opciones tiene su vertiente positiva. La motivación, el autononocimiento o el disfrute son clave a la hora de elegir correr con auriculares o sin ellos.

Los beneficios psicológicos de hacer deporte durante la cuarentena
Marisol Kassem García

Estamos confinados. Hemos pasado de estar continuamente en la calle y correr al aire libre a estar encerrados por culpa del coronavirus. Esto tiene algunos efectos psicológicos que actividades como el ejercicio físico en el interior pueden aliviar.