BUSCA TU CARRERA

Tenemos 170 eventos a tu disposición

Historia del podio: gloria a los tres primeros

Por carreraspopulares.com

El podio en running, como casi en cualquier deporte, es uno de los lugares más deseados por los competidores. El que ocupa la primera posición es envidiado y admirado por el resto, mientras que el segundo y el tercero, aunque ocupan posiciones más bajas y anhelan las superiores, siguen estando por encima del resto de participantes.

Encima de un podio hemos asistido a hechos históricos, como la famosa reivindicación de los derechos afroamericanos en los juegos de México de 1968 o la imagen mítica de Jesse Owen en los juegos de Alemania de 1936, bajo la atenta mirada de Hitler y mientras uno de sus compañeros en el podio hacía el saludo nazi.

Sin embargo, pese a lo que pueda parecer, y pese al origen griego de la palabra podium, no hay indicios que sugieran que este artilugio se usara en la antigua Grecia y mucho menos para honrar a los deportistas. Las fuentes apuntan a que los primeros Juegos Olímpicos en los que se decidió esta forma de celebrar la victoria fue en 1932 en Los Ángeles. Ya habíamos visto en artículos anteriores que la distinción entre oro, plata y bronce data de los juegos de 1904 en los juegos olímpicos de San Luís. Pues no fue hasta casi treinta años después que se decidió usar una tarima elevada para distinguir a los tres primeros clasificados de una competición.

El origen, parece ser, es más mundano de lo que pensamos. Antes de la celebración de la competición olímpica, los organizadores debatían sobre la mejor manera de honrar a los deportistas que quedaban primeros clasificados, y fue al profesor emérito Robert. K Barney, fundador del Centro Internacional de Estudios Olímpicos de la Universidad de Ontario Occidental, quien sugirió una medida que ya se había usado en Canadá en los Juegos de la Commonwealth: elevar al ganador y a los dos finalistas en una tarima. Así pues, la primera vez que se usó un podio fue en Canadá, concretamente en la ciudad de Hamilton.

A partir de ese momento, tanto los juegos olímpicos como otros deportes más siguieron la tendencia, siendo los deportes de motor los que más partido sacan a este elemento, con la famosa ceremonia del champán.

El podio en el running

Desde lo más alto del podio se ve todo de otra manera. Ya nos hemos habituado a esta forma de celebrar los triunfos y en casi todas las carreras populares encontramos que los organizadores han dispuesto un podio para que se suban los ganadores.

Además, no es algo exclusivo para los tres primeros en cruzar la meta, sino que en muchas ocasiones es visitado por los tres mejores por categorías, o por equipos, o incluso clasificaciones que premian a los tres mejores de la localidad donde se celebra. Se trata de un momento único y especial, en el que los ganadores son puestos a la altura que se merecen. A todos nos hace ilusión pensar que algún día subiremos a alguno, por eso muchos runners se apuntan a carreras más pequeñas, o a las de su pueblo, para saborear aunque sea una vez en la vida qué se siente al estar en los tres lugares más importantes de una carrera.


17.827

Articulos relacionados

Actualidad Las carreras de obstáculos se hacen fuertes
Reportajes Sanitas Marca Running Series: corre entre castillos, aficiones y junto al mar
Actualidad La RFEA lanza una guía de actuación y recomendaciones para la organización de competiciones

También te puede interesar

Reportajes Los momentos más famosos del Tour de Francia de todos los tiempos
Reportajes El perfil del corredor vago

Las más vistas

Entrenamientos Entrenamiento de tonificación en la playa
Actualidad Vuelve la CARRERA POPULAR EL CAÑAVERAL 2024