¿Por qué se nos caen las uñas a los corredores?

Por Rubén Sánchez-Gómez para carreraspopulares.com - 24/07/2017
No siempre querremos que los demás nos vean los pies
No siempre querremos que los demás nos vean los pies

Una vez hemos superado el cansancio físico y mental del entrenamiento, hemos vencido las adversidades climatológicas de ese día y hemos logrado evitar la pereza o desidia que siempre escondida puede aparecer, nos encontramos con un asunto que puede llevar al traste todas estas mini-victorias: los problemas en las uñas. Uñas encarnadas, uñas que se caen, uñas que se ponen negras... son todos un inconveniente común, que por simple que parezca, es necesario tener en cuenta para no dejar que se convierta en una circunstancia de mayor calado y que pueda estropear nuestro esfuerzo de corredor.

Pero realmente... ¿por qué se producen estos problemas en las uñas?

Generalmente se producen por dos circunstancias fundamentales y diametralmente opuestas: o por llevar una zapatilla excesivamente pequeña o una zapatilla demasiado amplia.

En el primer caso, el reducido espacio que le queda al pie dentro de la zapatilla (que aparte de por la talla puede venir motivado por el uso de un calcetín excesivamente grueso o por una puntera muy estrecha) se ve aún más mermado por el aumento de volumen que sufren nuestros pies cuando corremos, dado que los músculos aumentan la demanda de energía y ello va a costa de una vasodilatación periférica de las arterias y venas de nuestros pies, aumentando así también el propio tamaño de los vientres musculares.

Todas estas variables hacen que al final, los dedos y las uñas queden excesivamente comprimidos, produciéndose microrroturas en los pequeños capilares sanguíneos que las irrigan y generándose hematomas subungueales (uñas negras) de sangre que no se drena y que coagula en poco tiempo, convirtiéndose a la larga en un cuerpo extraño que hace palanca entre la uña y la piel. El proceso final es la caída de la uña.

En el segundo caso, el continuo golpeteo de la punta de los dedos del pie contra el extremo interno de la zapatilla en la fase final del despegue, producto del excesivo "bamboleo" que tiene el pie en el interior de un calzado excesivamente amplio, produce microtraumatismos en la raíz ungueal, despegamientos y sangrado subungueal. Tras ello, el proceso fisiopatológico es casi el mismo que en el caso anterior, solo que ahora si que puede haber un trauma directo sobre la raíz de la uña, responsable del crecimiento y de la estabilidad de la placa ungueal sobre su lecho en el dedo.

En definitiva, si hemos entendido las causas, sabremos evitar el problema, previniendo los factores desencadenantes: hay que usar calzado deportivo de la talla adecuada (para ello se recomienda comprarlo al finalizar el día, probárselo en posición de "de pie" con el calcetín que vayamos a usar y dejando un través de dedo de nuestra mano como margen de espacio entre la punta de nuestro dedo gordo del pie y la zapatilla) y hacer revisiones de las uñas en un podólogo especializado para vigilar otros problemas menos comunes a los comentados, inherentes ya al propio corredor de manera particular.

SOBRE EL AUTOR

Rubén Sánchez-Gómez
Doctor en Podología URJC. Experto en Biomecánica Deportiva y Cirugía

www.pododinamica.es


ARTÍCULOS RELACIONADOS
POR PABLO MARTÍN


POR CARRERASPOPULARES.COM


POR JAIME VILLA, BIKILA VALENCIA



Tambien te puede interesar

Running, un aliado en la prevención del cáncer de mama
María Pan de Francisco

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en la mujer y la primera causa de muerte por cáncer en mujeres. Hay factores de riesgo sobre los que no podemos actuar, pero hay otros que sí podemos modificar para prevenirlo. Una vida sana y una actividad como correr nos pueden ayudar.

Síndrome del corredor: cintilla iliotibial
Francisco Vita Barbero

Este síndrome, muy frecuente en corredores, corresponde a una tendinopatía del músculo Tensor de la Fascia Lata; situado en la zona lateral del muslo, llegando su inserción a la meseta tibial.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.

Menisco y running
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Es una de las zonas que más trabaja cuando corremos. Conoce a fondo el menisco, las lesiones que pueden producirse, los síntomas y su función.

Las mas vistas

El reto de Kipchoge, anulado: el circuito del Ineos 1:59 estaba mal medido
carreraspopulares.com

El acontecimiento atlético más destacado del año queda invalidado. La organización del reto Ineos 1:59 ha anulado el intento de bajar de las dos horas en maratón de Eliud Kipchoge. La razón: el keniata corrió en realidad 42 kilómetros y 70 metros por un fallo de medición del circuito.

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

San Silvestre: ¿por qué corremos en fin de año?
Luis Miguel del Baño

El 31 de diciembre es el día que más carreras se disputan en el mundo. ¿Sabes donde está el origen de esta prueba? ¿Cuáles son las más importantes del mundo? ¿Quién fue San Silvestre? ¡Respondemos a todas las dudas!