¡Cuidado con las tendinopatías! Conoce sus síntomas

Por Fisioterapia Bando para carreraspopulares.com

Los tendones son estructuras de tejido conectivo fibroso que sirven de unión entre el músculo y el hueso. Su función es transmitir la fuerza del músculo a la articulación, permitiendo el movimiento y dando estabilidad a la articulación. Se movilizan pasivamente por la contracción muscular. Cuando están relajados sirven para amortiguar.

Son duros, poco flexibles y soportan cargas elevadas. Su resistencia es progresiva y se puede mejorar mediante el ejercicio, tienen pequeña capacidad de contracción y de extensión (5% estiramiento). Los tendones son muy resistentes al roce y poco vascularizados, especialmente los cubiertos por vaina.

La tendinopatía o lesión del tendón

Vamos a usar el término tendinopatía para referirnos a las lesiones del tendón, tanto las inflamatorias como los micros desgarros, sin profundizar en terminología médica.

La mayoría de las veces la tendinopatía ocurre, especialmente en vosotros deportistas, por el sobreuso o sobresfuerzo, se crean microtraumatismos repetidos que van produciendo un desgaste progresivo de la estructura del tendón. Como en toda lesión, hay muchos factores característicos de cada persona (edad, genética, alimentación...) que agravan y/o precipitan la lesión. Pero en general las personas que realizan los mismos movimientos ya sea en sus trabajos, en las actividades diarias o en los deportes tendrán más probabilidades de sufrir una lesión de esta estructura.

Sin profundizar demasiado y centrándonos en las tendinopatías más frecuentes de los corredores (las del tendón de Aquiles y el rotuliano) os vamos a describir las fases.

- Fase I: Respuesta inflamatoria, fase de reacción y adaptación a la sobrecarga. Se produce un aumento del grosor del tendón para intentar adaptarse a la nueva carga. En este momento deberíamos cesar la actividad que está produciendo esa sobrecarga, si hacemos caso omiso a las señales de alarma, pasará a la siguiente fase.

- Fase II: Desorganización de la matriz, en la cual aparecen microroturas. Todavía es posible con un buen tratamiento y cesando la causa volver a la fase I y obtener una buena recuperación del tendón.

- Fase III: Degeneración del tendón, en esta fase, hay una gran afectación de la estructura difícil de revertir e incluso con evolución a rotura del tendón.

Los síntomas más característicos, las señales de alarma son dolor a la palpación y al movimiento, rigidez y disfunción. Puede aparecer enrojecimiento, calor, hinchazón en caso de inflamación y en algunos casos se puede oír o sentir una crepitación. La probabilidad de revertir esta lesión disminuye según avanzan las fases. En las primeras fases, reducir la carga del tendón y aumentar el tiempo de reposo y descanso entre sesiones puede ser suficiente para recuperar el tendón. Pero en las fases más avanzadas es más complicado revertir la situación y el tratamiento es más complejo, costoso y duradero.

A los primeros síntomas os recomendamos reposo y frío. Pero si no desaparece el dolor debéis acudir a un profesional sanitario. Es una lesión muy compleja y difícil de recuperar. En el próximo artículo os hablaremos del tratamiento de fisioterapia y la importancia del trabajo mediante ejercicios.


SOBRE EL AUTOR

Fisioterapia Bando
Clínica de fisioterapia

www.fisioterapiabando.com/


3.481

Articulos relacionados

Salud Lesiones musculares en el corredor
Salud A nadie le gustan las lesiones. Pero estas, menos aún
Salud Roturas musculares: grados y cómo evitarlas

También te puede interesar

Salud La importancia de la hidratación en el deporte a altas temperaturas
Salud Cuando el cerebro en el maratón dice: ¡Basta!

Las más vistas

Nutrición El corredor de hierro (y 2)