¿Hongos en las uñas? Aleja el peligro

Por carreraspopulares.com - 15/03/2019

Desde que corremos estamos más pendiente de nuestro cuerpo, ¿no lo has notado? Sabemos detectar con más facilidad si tenemos una molestia en un músculo o articulación, nos preocupamos más por ir al fisio o al médico para solucionar nuestras molestias, nos cuidamos más de no resfriarnos porque eso podría perjudicar nuestro entrenamiento... Sin embargo, a veces dejamos de prestar atención a la parte más importante de la carrera: los pies.

No es que las uñas sean un parte vital en el impulso que hacemos al correr. De hecho, no intervienen en nada en nuestra carrera. Salvo que tengamos problemas con ellas. Una uña que ha crecido mal o que cuyo filo roza con el dedo de al lado nos puede dar suficientes problemas como para no dejarnos correr. Por eso es importante tener una buena higiene y cuidado en esta parte de nuestros pies. Y por supuesto, está el tema estético. A nadie le gusta enseñar unos pies llenos de uñas negras o, lo que es peor, infectadas por un hongo.

Un problema serio

El término médico es onicomicosis y consiste en la entrada de un hongo infeccioso en el tejido de la uña, que provoca cambios en su coloración y las vuelve más frágiles y quebradizas. Una uña negra, algo habitual en los corredores, puede ser una “puerta de entrada” al hongo, aunque no tienen por qué guardar relación.

A veces, los síntomas de un hongo o de una magulladura en el dedo pueden ser parecidos a la vista. Por eso es importante que se consulte con un dermatólogo o un podólogo que revise el estado de nuestras uñas al primer síntoma. Hay numerosos tratamientos para los hongos en las uñas del pie, pero lo más importante es detectar el problema a tiempo para que no se extienda demasiado o pase a otros dedos.

Por ello, es importante trabajar la prevención. ¿Cómo podemos mantener los hongos alejados de nuestros pies?

Mantén tus pies limpios y secos

Es bueno sacar de las zapatillas las suelas después de correr, dejándolas que se aireen y se sequen del sudor o de la humedad del ambiente. Un entorno húmedo y cerrado es el ideal para que los hongos se encuentren a gusto.

Cámbiate de calcetines con frecuencia

Aunque a veces pienses que ni has arrancado a sudar en el entrenamiento, tus calcetines pueden no opinar lo mismo. Un pie tiene más de 125.000 glándulas de sudoración, y todos ellos se activan al menor síntoma de aumento de temperatura, cosa que pasa siempre corriendo. Echar a la lavadora tus calcetines después de cada entrenamiento es una costumbre saludable.

Por supuesto, debes usar siempre calcetines diseñados para correr. Optar por otros con materiales más fibrosos, por mucho calor que te den en invierno, pueden ser muy mala opción.

Usa zapatillas de tu tamaño

No te compres zapatillas demasiado pequeñas o demasiado grandes. La talla adecuada es clave para un pie saludable. Debes asegurarte que tienes el suficiente ancho entre el dedo gordo y el final de la puntera. También que el ancho sea cómodo. Pero sin que sea demasiado holgado. Una zapatilla que no ajusta puede suponer uñas negras, y ya sabemos lo que eso supone.

Cuida tus uñas

Una buena pedicura a tiempo te ahorrará muchos disgustos. No hablamos de que tengas que ir al salón de belleza a arreglar tus pies (aunque no es mala opción de vez en cuando), pero sí que las cortes y las arregles para que no se quiebren. Debes llevar cuidado de no dejar picos afilados, recortándolas regularmente, pero sin pasarte para que no te dañen la piel al crecer.

Cuidado en baños públicos

Intenta evitar siempre pisar sin calzado en el suelo de baños y duchas públicas. En el gimnasio o en la piscina lleva siempre una chanclas de ducha contigo. Los hongos de los pies pueden ser contagiosos y en estos ambientes es muy fácil que “salten” de un pie a otro.



3.036

Tambien te puede interesar

Running, el mejor aliado del sexo
Javier Ullé

Correr es positivo para tu actividad sexual. Diversos estudios lo confirman. Aquí te explicamos cuáles son los principales beneficios y algunos argumentos en los que quizá aún no habías reparado.

10 de septiembre de 1972: el día que nació el running
Luis Blanco

Munich. Domingo, 10 de septiembre de 1972. Se disputa la prueba de maratón de los Juegos Olímpicos, en la jornada de clausura oficial.El estadounidense Frank Shorter gana la carrera y nace su leyenda. En su país, el nuevo héroe nacional se erige en la figura que todos quieren imitar y se lanzan a correr a las calles. El auge del running está en marcha.

Las mejores canciones rockeras para entrenar
Luis Blanco

El rock es uno de los estilos musicales que más demandan los corredores en las carreras. Y, sin duda, es uno de los que más. Vamos a aportaros algunas sugerencias de canciones rockeras que podéis usar dependiendo del tipo de entrenamiento que os toque.

Y a ti, ¿qué te inspira para correr?
Mario Trota

Los que consideramos que correr es una parte importante de nuestras vidas, además de motivación, nos sentimos inspirados para correr. Son muchas cosas las que nos inspiran. Un atardecer, una canción, un camino o una persona.

Las mas vistas

Los mejores documentales y películas sobre running en Netflix
carreraspopulares.com

El verano es una buena época para disfrutar de nuestra suscripción a Netflix y para correr un poco menos. Pero si vemos documentales o películas sobre running, ¿cuenta como entrenamiento? Por si acaso, aquí te proponemos una selección.

Cruzar la meta del Maratón corriendo de lado, ¿cómo lo logró?
carreraspopulares.com

Federico Bruno hizo los últimos 7 kilómetros del Maratón corriendo de lado. Los calambres le atenazaron las piernas. ¿Por qué consiguió acabar de esa manera?

Lesiones comunes: síndrome de la cintilla iliotibial
Ramón Punzano

Es una lesión muy común en los corredores. Cuando aparece un pinchazo en la cara exterior de la rodilla, saltan las alarmas. Ramón Punzano, fisioterapeuta y osteópata, nos disecciona sus causas y soluciones.

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.