Las ventajas de correr a solas

Por carreraspopulares.com

Es bien conocido que correr en grupo aporta sensaciones muy positivas y ayuda a nuestra evolución en el running. Se trata de una práctica totalmente recomendable. Pero también es muy positivo, incluso podríamos decir que casi necesario, que salgas a correr en solitario en algunas ocasiones.

Correr solo te aporta más autoconocimiento, tanto interior como de tu fisiología. Estarás más en contacto con tu propio cuerpo y podrás centrarte más en controlar ritmos o problemas.

1.- El ritmo siempre lo eliges tú. Es una evidencia. Nadie te va a marcar el ritmo, ni para bien, ni para mal. En el entrenamiento en solitario tú marcas tu nivel y tu velocidad. No te vas a ahogar por ir en un grupo demasiado rápido ni a frustrar porque tus compañeros van más lentos de lo que necesitas.

2.- Es bueno para tu mente. Correr en grupo genera buenas sensaciones tanto mentales como físicas, pero correr en solitario también. Es más, genera unas sensaciones diferentes a las de correr en grupo y las deberías experimentar: autoconocimiento, capacidad para relajarte, liberarte del estrés, pensar y organizar tu día, entre otras muchas.

3.- Tu carrera en el hueco exacto de tu agenda. En ocasiones es complicado encontrar el momento adecuado para correr. Ya sabes, el trabajo, la familia o las obligaciones hacen que vayamos al 100% las 24 horas del día. Si tienes programada una sesión en solitario, la puedes hacer cuando a ti te venga bien, no necesitas adaptarte a los horarios de nadie.

4.- Aumenta tu confianza en carrera. Si practicas algún entrenamiento de calidad en solitario y te pones a prueba, cuando estés en una carrera y te descuelgues de algún grupo o también vayas a solas, tendrás más confianza. Ya te has visto antes en esos aprietos y tú mismo sabes que puedes superarlos y la mejor manera de hacerlo.

5.- Podrás grabar el ritmo en tus piernas. Cuando necesites hacer una prueba a un ritmo determinado y muy marcado, correr tú solo te ayudará a ir interiorizando ese ritmo y repetirlo en la competición, cuando también estés a solas. La cadencia de los pasos o la respiración son individuales y eres capaz de acostumbrarte. Tendrás mayor capacidad de control.

6.- Podrás experimentar. En un entrenamiento en solitario puedes ir haciendo las pruebas que necesites. Desde variaciones súbitas en el ritmo a cambiar la manera de dar las zancadas o incluso probar a avituallarte de una manera o de otra. Son cosas que es mejor hacer en solitario para no comprometer al grupo con tus experimentos.

7.- Tu cuerpo lo necesita cuando estás lesionado. Es importante que cuando estés tratando de recuperarte de algún problema físico, no tengas ningún tipo de presión. Es posible que salgas y aún no te encuentres bien, con lo que tengas que bajar ritmos o pararte. Cuando estás en esos momentos, es mejor que tengas el 100% del control del entrenamiento.

8.- Cuando necesites marcarte nuevos retos. Un entrenamiento en solitario es un buen momento para recordar tus carreras recientes y pensar en las futuras. Podrás evaluar cómo te sentiste y qué es lo que te apetece hacer en el futuro. Es importante pensar bien cuáles van a ser nuestros siguientes objetivos.



10.462

Tambien te puede interesar

Minimalismo - Capitulo 1: concepto y calzado
Julius W. Carrough

¿Qué es el minimalismo y cuál es la mejor manera de practicarlo? De la mano de Julius W. Carrough, nos introducimos en este apasionante mundo descubriendo sus conceptos elementales y las pautas básicas de su calzado.

Las series, ¿quieres saber más sobre ellas?
Eugenio Olmos

Ves cómo muchos corredores las hacen, pero no sabes qué aportan. Eugenio Olmos nos hace una aproximación a las series. Su enseñanza es clara. Si no haces series, no mejorarás.

¿Debemos dejar las obsesiones por la forma física?
Francisco Gilo

Tan malo es obsesionarse por la recuperación inmediata de la forma física como de los tiempos de competición. Esta obsesión es la que nos va a llevar a lesionarnos y a que el periodo de inactividad se prolongue más todavía y se aumente la pérdida de forma física.

Volver con demasiadas ganas puede ser perjudicial
Francisco Gilo

Cuando queremos volver a recuperar la forma después de un parón hay que tener paciencia y llevar una progresión en el entrenamiento. El deportista debe hacer un trabajo mental para dosificar sus ansias de entrenar y sus ganas de intentar recuperar el tiempo perdido.

Las mas vistas

¿Pie pronador o supinador?
Carlos Blasco García

Vamos a hablar de los pies supinadores y pronadores, y clarificaremos si este aspecto se debe tener en cuenta a la hora de comprar un calzado para practicar atletismo, o simplemente para realizar unas plantillas.

Zapatillas mixtas: qué son y por qué deberías planteártelas
Adolfo Bello

Elegir unas zapatillas nuevas para correr siempre nos hace dudar... ¿Las compramos iguales que las anteriores? ¿O elegimos un modelo más ligero para poder correr un poco más rápido? En cambio, si las necesitamos para larga distancia hay que prestar atención a la amortiguación. ¿Son las zapatillas mixtas una buena solución?

Los alimentos te ayudan a recuperarte
Andrea Ferrandis

¿Un bocadillo de jamón es un buen recuperador tras entrenar? Pues sí. Andrea Ferrandis nos explica unas sencillas claves para que la alimentación sea un aliado más en nuestra recuperación post-entreno.

La importancia de ser un corredor vitaminado
Carolina Villalba

Las vitaminas se necesitan en pequeñas cantidades, pero se deben consumir todos los días. Los deportistas necesitan más energía y además, debido al desgaste que sufren, tienen mayores necesidades de vitaminas. Carolina Villalba nos da las claves sobre las más importantes para los deportistas.