Series, fartlek, cuestas: entrenamientos que también debes hacer

Por carreraspopulares.com

Salir a correr está bien, pero solo correr de manera continua un día, otro día, otro día más y así siempre, nos puede cansar. Es lo que le ocurre a muchos corredores principiantes.

Es hora de romper con esa monotonía. Para ello, es ideal que introduzcas variantes en tus entrenamientos. Las series, los fartlek o las cuestas, son ideales. Aún así, que sepáis que existen muchas otras posibilidades. Eso sí, siempre debéis estar orientados por un buen entrenador o por un buen programa de entrenamientos.

Las series: totalmente necesarias. Simplemente (bueno, eso de simplemente es un eufemismo, porque correr series no es nada simple) se trata de correr distancias cortas a ritmos de carrera altos de manera repetida con un cierto tiempo de recuperación entre cada ‘mini-carrera’.

De esta manera entrenamos nuestro umbral anaeróbico, con lo que iremos entrenando y mejorando nuestra velocidad y nuestra capacidad para correr y aguantar esos ritmos superiores. La evolución que se consigue es muy rápida, y en pocas sesiones vemos los beneficios. Acostumbramos al cuerpo a correr con ácido láctico en los músculos. Sería importante que un entrenador te planificara tu entrenamiento de series al menos una vez a la semana.


El fartlek. Más divertido. El fartlek es un término que proviene del sueco, y que indica ´cambios de ritmo´. Ahora ya no hablamos de entrenamientos cortos. Los fartleks y cambios de ritmo los vamos a introducir en sesiones medias o incluso largas. En ellas, iremos variando siempre periodos de carrera a ritmo normal con otros algo más rápidos e incluso algunos bastante más rápido pero sin pararnos, recuperándonos de nuevo con carrera a ritmo más moderado.
Si los haces con una metodología, tu resistencia aumentará. Se mejora también la capacidad aeróbica y anaeróbica, nuestros ritmos y ayuda a nuestro sistema cardiovascular. Como te decimos, debe estar bien planificado.


Las cuestas. Desarrolla la fuerza en tus piernas. Parece que para correr solo necesitemos que nuestras piernas sean resistentes a las largas distancias. Eso es cierto, pero ese parámetro se consigue con unas piernas fuertes. El trabajo de fuerza es totalmente necesario para un corredor. Gracias a él aumentaremos nuestra capacidad para correr largas distancias y también nos dará un punto de velocidad.

Existen muchas maneras de hacerlo, una de ellas, muy popular, son las cuestas. Para corredores de distancias largas (es decir, aquellos que no son velocistas), lo ideal es que las cuestas no sean muy cortas e inclinadas. Buscamos cuestas de una pendiente suave o moderada y se suben de manera intensa (pero no a tope). Luego se bajan al trote, se recupera un poco y de nuevo para arriba.



25.748

Tambien te puede interesar

Minimalismo - Capitulo 1: concepto y calzado
Julius W. Carrough

¿Qué es el minimalismo y cuál es la mejor manera de practicarlo? De la mano de Julius W. Carrough, nos introducimos en este apasionante mundo descubriendo sus conceptos elementales y las pautas básicas de su calzado.

Las series, ¿quieres saber más sobre ellas?
Eugenio Olmos

Ves cómo muchos corredores las hacen, pero no sabes qué aportan. Eugenio Olmos nos hace una aproximación a las series. Su enseñanza es clara. Si no haces series, no mejorarás.

¿Debemos dejar las obsesiones por la forma física?
Francisco Gilo

Tan malo es obsesionarse por la recuperación inmediata de la forma física como de los tiempos de competición. Esta obsesión es la que nos va a llevar a lesionarnos y a que el periodo de inactividad se prolongue más todavía y se aumente la pérdida de forma física.

Volver con demasiadas ganas puede ser perjudicial
Francisco Gilo

Cuando queremos volver a recuperar la forma después de un parón hay que tener paciencia y llevar una progresión en el entrenamiento. El deportista debe hacer un trabajo mental para dosificar sus ansias de entrenar y sus ganas de intentar recuperar el tiempo perdido.

Las mas vistas

¿Pie pronador o supinador?
Carlos Blasco García

Vamos a hablar de los pies supinadores y pronadores, y clarificaremos si este aspecto se debe tener en cuenta a la hora de comprar un calzado para practicar atletismo, o simplemente para realizar unas plantillas.

Zapatillas mixtas: qué son y por qué deberías planteártelas
Adolfo Bello

Elegir unas zapatillas nuevas para correr siempre nos hace dudar... ¿Las compramos iguales que las anteriores? ¿O elegimos un modelo más ligero para poder correr un poco más rápido? En cambio, si las necesitamos para larga distancia hay que prestar atención a la amortiguación. ¿Son las zapatillas mixtas una buena solución?

Las ventajas de correr a solas
carreraspopulares.com

Correr a solas te aporta cosas positivas. Correr en grupo está bien, pero cuando vas solo experimentas ciertas sensaciones que mejorarán ciertos aspectos.

Los alimentos te ayudan a recuperarte
Andrea Ferrandis

¿Un bocadillo de jamón es un buen recuperador tras entrenar? Pues sí. Andrea Ferrandis nos explica unas sencillas claves para que la alimentación sea un aliado más en nuestra recuperación post-entreno.