Corre, con cabeza, pero ¡corre!

Por carreraspopulares.com

El deporte alarga la vida de las personas. El sedentarismo mata más personas que la práctica deportiva. Los médicos son unánimes en este pensamiento. Debemos practicar deporte conociendo nuestros límites.

Acudimos al área de cardiología de ERESA Clinic y allí nos reciben con esta sentencia: “Hay numerosos estudios que han demostrado los múltiples efectos beneficiosos de la actividad deportiva”. Con esta afirmación comienza nuestra entrevista a las cardiólogas Pilar García y Alicia Maceira. Nos explican que con el ejercicio físico regular y de la intensidad adecuada se ha observado “una disminución significativa del riesgo de padecer enfermedad coronaria y cerebrovascular, hipertensión arterial, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer”.

Pero además, nos cuentan que el ejercicio físico regular conlleva una serie de cambios “que mejoran la función cardiovascular y aumentan la eficiencia del corazón, con un transporte de oxígeno a los tejidos más efectivo”. En general, “lo mínimo recomendable es una sesión de 30 minutos 3 días por semana”.

También cuida la mente

Los beneficios del deporte no se quedan en lo físico. Traspasan fronteras y llegan a la mente. El psicólogo del deporte David Llopis nos asegura que se ha demostrado que realizar una actividad física de forma adecuada mejora “la confianza, el autocontrol, la satisfacción sexual, la eficacia en el trabajo, la imagen corporal positiva, la estabilidad emocional, el rendimiento académico o la memoria”.

En nuestro caso concreto, “correr proporciona beneficios importantes como la sensación de bienestar, sensaciones de paz, relajación, equilibrio personal e incluso de optimismo. Para muchos corredores también supone una forma de fortalecer su carácter. Correr ayuda a crear y mantener un espíritu de lucha que se retroalimenta con la propia sensación de optimismo que fomenta el ejercicio físico de la carrera”, afirma.

Además, “el estilo de vida de una persona que practica un deporte necesariamente tiene que ser saludable, ya que muchos hábitos que no son adecuados para la salud son incompatibles con practicar un deporte”.


Pero, ¿nos podemos pasar?

Pues claro. El deporte también tiene sus límites. Y debemos conocerlos. Las doctoras de ERESA Clínic aseguran que “la realización de un entrenamiento no correcto puede conllevar la aparición de patologías”. Si nos ponemos en lo peor, hemos de saber que el riesgo de sufrir un evento cardiaco mortal es muy bajo, “alrededor de 2 de cada 100.000 deportistas por año”, afirman. De hecho, “la opción de sufrir un evento cardiovascular y una muerte súbita se relaciona con la existencia de una cardiopatía subyacente no detectada tras un ejercicio físico importante o extenuante”.

Mentalmente “El problema se puede presentar cuando esa persona empieza a olvidar porqué corre y empieza a priorizar los resultados, y su máxima preocupación es el tiempo que realiza. En ese momento puede empezar la obsesión por correr y por mejorar constantemente las marcas, iniciándose un camino que puede perjudicar a la salud”.

En definitiva, como bien nos comenta Llopis, “no se debe olvidar los motivos por los que practicamos un deporte y debemos ser fieles a esas razones tanto en los entrenamientos como en las competiciones”.

Hay que correr pero con cabeza y disfrutando. Ponerse metas es bueno pero sin obsesionarse ni ponerse al límite. No olvides porqué corres ni los beneficios que te aporta. Recuerda siempre que correr te hace feliz y que para seguir haciéndolo hay que ponerle cabeza además de piernas y corazón. Escuha a tu cuerpo y a tu mente y ¡sal a correr!


ARTÍCULOS RELACIONADOS
POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ




POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ



Tambien te puede interesar

Running, un aliado en la prevención del cáncer de mama
María Pan de Francisco

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en la mujer y la primera causa de muerte por cáncer en mujeres. Hay factores de riesgo sobre los que no podemos actuar, pero hay otros que sí podemos modificar para prevenirlo. Una vida sana y una actividad como correr nos pueden ayudar.

Síndrome del corredor: cintilla iliotibial
Francisco Vita Barbero

Este síndrome, muy frecuente en corredores, corresponde a una tendinopatía del músculo Tensor de la Fascia Lata; situado en la zona lateral del muslo, llegando su inserción a la meseta tibial.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.

Menisco y running
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Es una de las zonas que más trabaja cuando corremos. Conoce a fondo el menisco, las lesiones que pueden producirse, los síntomas y su función.

Las mas vistas

El reto de Kipchoge, anulado: el circuito del Ineos 1:59 estaba mal medido
carreraspopulares.com

El acontecimiento atlético más destacado del año queda invalidado. La organización del reto Ineos 1:59 ha anulado el intento de bajar de las dos horas en maratón de Eliud Kipchoge. La razón: el keniata corrió en realidad 42 kilómetros y 70 metros por un fallo de medición del circuito.

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

San Silvestre: ¿por qué corremos en fin de año?
Luis Miguel del Baño

El 31 de diciembre es el día que más carreras se disputan en el mundo. ¿Sabes donde está el origen de esta prueba? ¿Cuáles son las más importantes del mundo? ¿Quién fue San Silvestre? ¡Respondemos a todas las dudas!