Refrigeración e hidratación en el running (I)

Por David Calle para carreraspopulares.com

En todo ejercicio físico hay transformación de energía química (nuestros combustibles almacenados procedentes de grasas, hidratos y proteínas) en energía mecánica (movimiento) y esto produce calor. Nuestro cuerpo en movimiento es, por tanto, una fuente de generación de calor. de hecho, nuestro organismo trabaja mejor en caliente, pero necesitamos un sistema de refrigeración que evite que la temperatura corporal suba en exceso.


La refrigeración de nuestro cuerpo. Métodos, ¿cómo se produce?

El calor se transfiere del medio más cálido al más frío, así que nuestro cuerpo traspasa calor al medio a través de la respiración, se cede calor al ambiente a través de la piel (siempre y cuando el ambiente esté por debajo de nuestra temperatura corporal, que es lo habitual), y de la evaporación del sudor en nuestra piel. Nótese que hablamos de la evaporación del sudor y no de su simple producción. Todo sudor que se acumula en la piel y no se evapora, no refrigera.

La refrigeración es más fácil en estos casos:

- Cuanto menor es la radiación solar
- Cuanto menor es la temperatura ambiente
- Cuanto menor es la humedad ambiental

También existen otros factores como puede ser el viento, que ayuda a la evaporación del sudor (con viento de cara se tiene la sensación de no sudar, pero sí lo hacemos, lo que pasa es que no se queda en la piel, sino que se está evaporando y nos está refrigerando).

Por este motivo, cuando entrenamos en ambientes calurosos y húmedos, sudamos más de lo habitual. Estas circunstancias hacen difícil la evaporación del sudor, el organismo no se refrigera lo suficiente y el cuerpo responde produciendo más y más sudor. Ante estas situaciones debemos tener cuidado, pues si no nos hidratamos correctamente, ante una pérdida excesiva de líquidos puede sobrevenir el temido golpe de calor, que puede poner en riesgo nuestra vida.


El golpe de calor

Cuando esto ocurre, el organismo ha decidido no producir más sudor para no perder más líquido, lo que conlleva una subida excesiva de la temperatura corporal (hasta 40º ó 41º C, considerándose normal una subida de temperatura corporal en carrera de hasta unos 38,5ºC). Esta hipertermia perturba el sistema nervioso, y puede conllevar la pérdida de consciencia.

Antes del golpe de calor el organismo da una serie de señales, como pueden ser:

- Debilidad
- Fatiga
- Aturdimiento
- Palidez
- Visión borrosa
- Caída de la presión arterial

Ante su aparición debemos detenernos de inmediato. Pero antes de estas señales tendremos una señal inequívoca que es la sed. En carrera, la sed sobreviene tarde, es decir, que cuando tenemos sed ya hay cierta deshidratación, por eso debemos beber aunque no tengamos sed y no permitir que ésta aparezca. Pero debemos hacerlo de poco en poco, pues el intestino sólo es capaz de asimilar cierta cantidad de líquido cada vez. Si bebemos en exceso de una vez nos sentiremos hinchados y al poco tendremos la incómoda necesidad de parar a orinar.


Competir con calor

La mejor forma de competir con calor es habernos aclimatado a él en entrenamientos, entrenando en condiciones parecidas al del día de la competición. Desde luego que estos entrenamientos habrá que introducirlos poco a poco si no estamos acostumbrados (uno semanal al principio y no demasiado largo ni intenso, y luego ir añadiendo más poco a poco).

En el siguiente artículo, como continuación, se tratará el tema de la rehidratación y la reposición de sales minerales.

David Calle es entrenador de corredores en RunningDC, Madrid Sur.

Web: [ www.runningdc.es ]
Facebook: [ Runningdc ]

SOBRE EL AUTOR

David Calle
entrenador de corredores en RunningDC, Madrid Sur

www.runningdc.es


ARTÍCULOS RELACIONADOS
POR ANDREA FERRANDIS


POR FRANCISCO GILO

POR CENTRO PRONAF (PROGRAMAS DE NUTRICIÓN Y ACTIVIDAD FÍSICA)

POR LETICIA GARNICA

POR LUIS MIGUEL DEL BAÑO


Siguenos en:

Tambien te puede interesar

5 alternativas a inhalar amoniaco que te harán correr más
Chema Martínez Pastor

Los jugadores del equipo ruso de fútbol han sido acusados de inhalar amoniaco antes de los partidos. Ante semejante barbaridad para la salud, os proponemos otras formas de mejorar el rendimiento más amables y por supuesto, cero peligrosas para nuestro cuerpo.

Entrenar con calor te hace correr más
Chema Martínez Pastor

Algunos estudios han demostrado que correr con calor prepara mejor al organismo para hacer deporte, de manera similar a como lo hace correr en altitud. Sin embargo, correr en verano con altas temperaturas tiene sus peligros. Conoce los beneficios y las precauciones que debemos tener si salimos a correr estos días.

¿Se puede fortalecer la musculatura del pie?
Rubén Sánchez-Gómez

Es una duda común a muchos corredores. ¿Los pies tienen musculatura que podamos fortalecer? ¿Hay ejercicios para mejorar el tono muscular del pie? ¿Qué beneficios tienen? A estas preguntas nos da respuesta nuestro podólogo Rubén Sánchez, de Pododinámica.

¿Por qué haces deporte? Encuentra y dale forma a tu motivación
Pedro Fernández López

Cuando llega el final de temporada es buena idea hacer un repaso de nuestras motivaciones y reforzar aquello que nos hace seguir adelante con nuestra afición deportiva. Pedro Fernández nos ayuda con sus consejos.

Las mas vistas

La evolución económica del runner
Mario Trota

Correr es sano, gratificante, adictivo y sencillo. Pero... ¿es barato? El running popular comporta unos gastos, que van aumentando con el número de kilómetros, carreras y entrenamientos.

¿Cuánto corre un futbolista durante un partido?
carreraspopulares.com

Trotes, carreras cortas, sprints explosivos y mucho, mucho tiempo parados. ¿Cuánto corre un futbolista? Y, sobre todo ¿cómo se mide esa distancia?

10 Consejos para preparar un maratón
Marta Fernández de Castro

En la preparación del Maratón vas a dedicar unas cuantas semanas. Antes de tomar la decisión, atiende estos consejos de una experta maratoniana como Marta Fernández de Castro

El síndrome de sobreentrenamiento
Francisco Gilo

Cuando un corredor siente apatía en un momento de su vida deportiva, realmente ¿hemos pensado en la posibilidad de que nuestra actividad física sea excesiva y contraproducente y que hayamos caído en un sobreentrenamiento? Fco. Gilo nos da las claves.