Carreras de medio fondo vs carreras de fondo

Por carreraspopulares.com

Pese a que no siempre somos conscientes de ello, o nos empeñamos en llamarle de otra manera, el deporte que practicamos, aunque de forma amateur, es el atletismo. De la misma manera que las normas del fútbol vienen revisadas por la FIFA, RFEF o similares, en el deporte que practicamos nosotros nos tenemos que regir por las normas de la IAAF y la RFEA en el ámbito nacional. Claro está, refiriéndonos siempre a algunas competiciones. Los organismos nacionales o internacionales no regulan, afortunadamente, nuestras tiradas ni entrenamientos. Tampoco se meten en cosas como la equipación necesaria para correr o en la técnica utilizada.

Pero sí es interesante descubrir qué disciplinas recogen los diferentes estamentos, en lo que respecta a la clasificación de las carreras. Es una discusión típica la de qué tipo de carreras se consideran de fondo y cuáles de medio fondo. En este caso, nos guiaremos por la definición de la IAAF que, evidentemente, es la que siguen el resto de federaciones nacionales.

Qué se considera carreras de medio fondo

Dejando de lado las carreras que la IAAF considera como “sprint” (100m, 200m y 400m), encontramos que las carreras de medio fondo comienzan en la distancia de 800 metros. En este caso, hablamos siempre de competiciones que se realizan en pista, lo cual asegura en todo caso una medición más precisa de la distancia y se aseguran las mismas condiciones para todos los participantes. Las disciplinas en pista tienen la limitación lógica en el número de participantes: cuando menor es la distancia, más difícil es asegurar que cada corredor hace el mismo número de metros que los demás. También son distancias de medio fondo el 1.500, los 3.000 metros y los 3.000 metros con obstáculos.

Estas distancias son más desconocidas para el corredor popular, que busca pruebas donde se prime más la resistencia que la velocidad. También son de acceso más difícil porque no todos tenemos acceso a pistas y porque la preparación de estas pruebas sería más diferente, con mayor exigencia en la realización de series y de ejercicios de fuerza. Por no hablar de que los márgenes de mejora son solo de segundos, algo que realmente tiene significado en la alta competición.

Cuáles son las carreras de fondo

Desde los 5.000 metros en adelante son consideradas pruebas de fondo para las competiciones oficiales. En nuestro caso, se podría decir que estas competiciones son las que nos gustan a los populares, porque nos permiten disfrutar del running de una forma más pausada y viendo nuestra evolución día a día. En el caso de las competiciones oficiales, los 5.000 y los 10.000 metros aún se corren en pista, aunque hay clasificaciones diferentes en el caso de las carreras en pista y en ruta. A partir del medio maratón ya estamos hablando de pruebas totalmente en ruta, a excepción de algunos finales en estadios.

Así pues, sí, el deporte que realizamos es atletismo. Aunque en realidad, si fuéramos más precisos, tendríamos que hablar de “atletismo de fondo”. Pero, ¿para qué molestarnos en buscar términos cuando podemos hablar de “running”?


43.283

Articulos relacionados

Entrenamientos Plan para preparar tu primer maratón en 16 semanas
Entrenamientos Métodos de entrenamiento de la resistencia (VII): método de competición
Nutrición Marta Esteban: el desayuno de nuestros deportistas

También te puede interesar

Reportajes Cómo funciona el chip de una carrera
Reportajes El corredor cervecero

Las más vistas

Nutrición Frutos secos: los mejores para el corredor
Actualidad Alpedrete prepara ya su VII carrera solidaria Las Dehesas. ¡No te quedes sin tu dorsal!