La importancia del pulsómetro en el entrenamiento

Por Luis Monleón para carreraspopulares.com

El pulsómetro es, sin lugar a dudas, una de las herramientas que en la actualidad más facilita el conocimiento de la intensidad del ejercicio físico que estás realizando. Proporciona con exactitud y a tiempo real los datos y variaciones relativas a tu Frecuencia Cardíaca (FC) que, junto con el VO2Máximo, es fundamental para saber qué está ocurriendo en tu cuerpo durante la práctica deportiva.

Razones para su uso
Quizá estas seis buenas razones para usar un pulsómetro te ayuden a decidirte:

-Permite controlar la intensidad de entrenamiento y saber si tu trabajo requiere un poco más de esfuerzo o por el contrario, es demasiado intenso para tu cuerpo y necesitas bajar tu ritmo para lograr un entrenamiento seguro y sostenible en el tiempo.

- Muestra las calorías quemadas con mayor precisión que las máquinas cardiovasculares del gimnasio, pues el pulsómetro tiene en cuenta la intensidad de entrenamiento, así como tus características personales (sexo, altura, edad y peso).

-Puede ofrecer motivación extra al mostrarte cada día tu mejor tolerancia al esfuerzo así como los progresos en términos de calorías quemadas u otros datos.

-Ofrece información al instante de manera que puede ser una herramienta para regular el esfuerzo en tiempo real.

-Favorece el logro de los objetivos planteados al ayudarnos a entrenar a la intensidad correcta según nuestros propósitos, pues podemos saber si estamos esforzándonos lo suficiente para entrar en la zona quema grasa si éste es nuestro objetivo, o si por el contrario, estamos usando como combustible energético otro sustrato y no las grasas.

-Permite individualizar el entrenamiento en clases colectivas donde todos no podemos tener el mismo ritmo para alcanzar buenos resultados. Por ejemplo, el pulsómetro puede ser muy útil en clases de spinning, en clases de aeróbic o en sesiones de baile.

Como podemos ver, el pulsómetro puede ser de gran ayuda en el momento de entrenar, sobre todo porque nos ofrece la posibilidad de lograr un esfuerzo efectivo, acorde a nuestros objetivos y a nuestras posibilidades y por lo tanto, también nos permite alcanzar un entrenamiento más seguro, sin riesgos.

El pulsómetro ayuda a medir la intensidad del esfuerzo durante una sesión de entrenamiento o una carrera
El pulsómetro ayuda a medir la intensidad del esfuerzo durante una sesión de entrenamiento o una carrera

Si quieres fiabilidad
La fiabilidad y precisión de los pulsómetros actuales, sobre todo los de las marcas líderes, son muy altas siempre y cuando te coloques la cinta del pecho correctamente: justo por debajo del extremo inferior del esternón.

Sin embargo, en algunos modelos más rudimentarios, pasar por redes de alta tensión o cerca de antenas -o incluso cerca de otros corredores con pulsómetro- podría provocar que las pulsaciones marcadas se disparen. Los más actuales son los más fiables porque suelen estar codificados para evitar que ocurra esto.

Detectores de sobreentrenamiento
Suelen tratarse de tests automáticos de carácter no invasivo de medición de la frecuencia cardíaca y de su variabilidad en reposo. Por ejemplo, nada más levantarte de la cama, por la mañana, tómate el pulso y, si tienes más pulsaciones de lo normal (+10 ppm) es que tu cuerpo no ha asimilado bien la carga de entrenamiento que le has aplicado, aunque también podría indicar que estás padeciendo alguna infección o proceso gripal.

Por otra parte, si notas fluctuaciones a lo largo del día (de +7 – 10 ppm) no te preocupes, en el día a día se producen varios desajustes en nuestro organismo (estrés, ansiedad, etc.)

El pulsómetro puede programarse como una herramienta muy útil en el entrenamiento
El pulsómetro puede programarse como una herramienta muy útil en el entrenamiento

Útiles en competición
Utilizar un pulsómetro durante una carrera es, sin duda, una decisión muy acertada sea cual sea el propósito que tengas, tanto si buscas una participación moderada y controlada, como si quieres mejorar tu rendimiento corriendo entre 170 y 180 pulsaciones por minuto.
Siempre se debe encontrar el ritmo constante para tener un menor gasto energético. Por esta razón, si haces algún cambio de ritmo durante la carrera, tu pulsómetro puede informarte de esas fluctuaciones en todo momento.

Útiles durante el entrenamiento
Para hallar las zonas de entrenamiento de forma individualizada se suele utilizar la fórmula de Karvonen. Si quieres conocer a qué pulso debes estar para entrenar al 70% de tu FCMáxima, la ecuación será:
Frecuencia cardíaca en reposo + 0,70 x (FCMáxima – Frecuencia Cardíaca de Reposo).
Disponer de un pulsómetro facilitará mucho el proceso, ya que normalmente se incluyen la FCMáxima y la FC de reposo a la hora de configurarlo, con lo que el pulsómetro calculará automáticamente las zonas o intervalos de entrenamiento mediante porcentajes.

Farmamon, tu farmacéutico de confianza en Internet
www.farmamon.com

SOBRE EL AUTOR

23.207

Articulos relacionados

Salud Deporte y menstruación
Entrenamientos ¡Aprovecha las vacaciones! Practica el descanso activo
Salud ¿Por qué nos comparamos con los demás?

También te puede interesar

Entrenamientos Entrenamiento de cardio para prepararse para una carrera
Entrenamientos ¿Cómo debemos cuidar nuestros pies cuando vamos a la montaña?

Las más vistas

Nutrición El corredor de hierro (y 2)