¡Aprovecha las vacaciones! Practica el descanso activo

Por Pedro Fernández López para carreraspopulares.com - 21/06/2019

Llegan las vacaciones. Después de unos meses de mucha intensidad pasamos a ese mes que como una vez escuché es el mes más corto del año, a pesar de que febrero tiene menos días.

¿Cómo afrontamos las vacaciones en cuanto al deporte se refiere? Esto dependerá del nivel de intensidad que hemos estado llevando en nuestra faceta deportiva. Hay personas que pueden seguir llevando el mismo nivel de entrenamiento que han realizado hasta el mes de julio/agosto, pues mantienen un nivel no demasiado exigente y ya tienen integrada esa parte en su día a día. Por ejemplo, personas que corren 4 ó 5 km al día o que andan a buen ritmo. Este tipo de entrenamiento, muy saludable y quizás no tan orientado a la competición como a un estilo de vida saludable, desde mi punto de vista es totalmente sostenible durante todo el año. Ahora bien, aquellas personas que han preparado y realizado varias competiciones de 10k, medias maratones, maratones y cada vez más triatlones o ultramaratones, siempre desde un nivel amateur, es muy interesante que gestionen de forma distinta este mes de descanso.

El descanso activo es muy importante en este mes, quizás un buen paso. También es una forma de descansar recuperar el entrenamiento por “sensaciones”. Olvídate de pulsómetros, series, totales semanales o mensuales. Escucha a tu cuerpo y sal a entrenar el tiempo que te apetezca, solamente por el hecho de correr, de escucharte, de disfrutarte, de disfrutar los nuevos recorridos que tu lugar de vacaciones te da. Prueba a entrenar en franjas horarias donde no sueles hacerlo, si entrenas por la mañana, prueba a entrenar a ultima hora de la tarde y viceversa. Hay personas a las que no entrenar les genera el mismo estrés que estar entrenando a tope, por eso cambiar el chip de entrenamiento puede ser una forma de descansar. Sobre todo, siéntete más libre que nunca y si no te apetece lo mejor es decir “no me apetece, lo hago mañana”.

No sólo correr

Un descanso activo puede ser una oportunidad de cambiar de actividad. Si sueles correr, nada en la playa, prueba a hacer equilibrio en una tabla de surf, o a patinar... ese ejercicio que por falta de espacio o tiempo no sueles hacer. Aprovecha y pasea. Comparte patinaje con tu familia, pareja, ponte una botella de oxígeno y prueba a hacer unas inmersiones en el mar y conocer otro tipo de mundo. El descanso activo permitirá a tus músculos recuperar y eliminar toxinas acumuladas por el estrés sufrido con planes de entrenamiento duros, lograrás a la vuelta un mayor rendimiento, además de un correcto desarrollo muscular.

Al hacer otro tipo de ejercicio, practicando otro tipo de deportes, lograremos mantener el tono físico y nuestro cerebro realizará conexiones neuronales nuevas. Por lo tanto mejoraremos la neuroplasticidad y es una forma de innovar en nuestro cuerpo, acostumbrado a un tipo de ejercicio, obligándole a aprender de nuevo y por lo tanto kinestésicamnte haciéndonos más inteligentes.

Este descanso activo nos ayudará para que a la vuelta a nuestro día a día no notemos mucho el bajón de forma y no cojamos unos kilos de más, que es el mayor terror de las personas que hacemos deporte, ¡porque cuesta mucho más bajarlos que cogerlos!.

Por otro lado, el descanso pasivo es aquel que en el que se cesa completamente la actividad física. Otra opción es combinar ambos. Es decir, aplicar el descanso pasivo durante unos días (6, 7 días) y luego disfrutar de otras actividades que durante el año no podemos realizar o disfrutar de hacer deporte con personas con las que durante el año no coincidimos.

Así que os animo a aprovechar este periodo de vacaciones rompiendo rutinas, que es lo que se hace en vacaciones. Rompe rutinas de entrenamiento, esto es una forma de descansar. Baja intensidad, realiza otro tipos de deporte, entrena por sensaciones, y entrena tu cerebro también haciéndolo más flexible aprendiendo otro tipo de deportes.

¡A disfrutar de este verano!

SOBRE EL AUTOR

Pedro Fernández López
Desarrollo de Cualidades Humanas para el Alto Rendimiento Profesional

www.desarrolloformidable.es



Tambien te puede interesar

¿Planificas nuevos objetivos?: Factores a tener en cuenta (II)
Vicent González Álvarez

Si te organizas tus nuevos retos, tendrás muchas más opciones de éxito. Ten en cuenta factores como las semanas de descarga o los ritmos adecuados. Vicent González nos aconseja.

¿Carreras cortas? 5 maneras de echarlas a perder
May Luján

Una pequeña mala decisión puede echar a perder toda una carrera. No te líes y actúa con cabeza en las carreras cortas. Evita estas situaciones.

Circuito de fuerza para trabajar todo el cuerpo
Raquel Landín

Aquí te proponemos un completo circuito de fuerza sobre hierba. Se trata de nueve ejercicios que, si tienes el valor de completarlos, habrán trabajado todo tu cuerpo. Es muy completo y apto para todos los niveles. ¡A por ellos!

Entrenar en grupo te ayudará a conseguir tus objetivos
David Calle

Todos los años igual. Llegan estas fechas y todo son buenos propósitos para el nuevo año. Pero, ¿sois capaces de conseguirlos? Entrenar en un grupo nos puede dar ese ´empujoncito´ que necesitamos.

Las mas vistas

El reto de Kipchoge, anulado: el circuito del Ineos 1:59 estaba mal medido
carreraspopulares.com

El acontecimiento atlético más destacado del año queda invalidado. La organización del reto Ineos 1:59 ha anulado el intento de bajar de las dos horas en maratón de Eliud Kipchoge. La razón: el keniata corrió en realidad 42 kilómetros y 70 metros por un fallo de medición del circuito.

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.