Síndrome del corredor: cintilla iliotibial

Por Francisco Vita Barbero para carreraspopulares.com - 20/01/2020

Este síndrome, muy frecuente en corredores, corresponde a una tendinopatía del músculo Tensor de la Fascia Lata; situado en la zona lateral del muslo, llegando su inserción a la meseta tibial. Su función es la de darle estabilidad a la rodilla en su parte externa además de provocar la apertura de la cadera (Abducción).

Esta tendinitis es producida por la constante fricción del tendón de dicho músculo con respecto al cóndilo femoral externo de la rodilla. Lo que ocasiona una irritación de la zona tendinosa y origina una inflamación, llegando a molestar en el momento de despegue de la pierna con respecto al suelo en el momento de la carrera; produciendo así, una mal biomecánica con consecuencias tales como la inefectividad del impulso y una menor zancada.

SÍNTOMAS
Ocasiona un dolor agudo en la parte externa de la rodilla, donde roza el tendón que está irritado. Esta tendinopatía se alivia en los periodos de descanso; y se agrava en las fases de carrera donde existen cuestas hacia abajo (donde las fibras del tensor trabajan más). La carrera lenta también provoca mayor dolor puesto que el tiempo de contacto de dicho músculo y el cóndilo externo es mayor. En casos muy agresivos, puede aparecer un chasquido que puede llegar a confundirse con una subluxación de tibia debido a que la cintilla salta por encima del epicóndilo. Si dejamos que este dolor persista, pueden aparecer molestias en actividades de la vida diaria tales como subir y bajar escaleras.

DIAGNÓSTICO
Según el paciente acude a consulta, él mismo nos va a comentar que padece un dolor en la zona externa de la rodilla. La palpación del propio tendón va a producir en el paciente una sensación dolorosa y de irritabilidad.

El balance muscular del Glúteo Medio es un factor clave para conocer si el TFL realiza una función “añadida”. Además, podemos reproducir el movimiento de carrera que realiza en el momento de la flexión. Existen pruebas de imagen, como la Resonancia Magnética, que pueden complementar nuestra valoración diagnóstica para descartar cualquier otro tipo de lesión, puesto que este “síndrome” principalmente da imágenes normales.

TRATAMIENTO
Como fisioterapeutas, debemos descartar cualquier tipo de patología en las articulaciones de la rodilla y de la cadera.

En primer lugar, analizar la biomecánica de carrera que tiene nuestro deportista para poder realizar un correcto tratamiento y una buena puesta a punto para devolverle cuanto antes a la competición.

En segundo lugar, la terapia manual es un punto clave para la mejoría de nuestro paciente; reduciendo la tensión, anteriormente explicada, en el Tensor de la Fascia Lata. Con esto añadiremos estiramientos de la cadena lateral y de la musculatura adyacente a la articulación.

En tercer lugar, el corredor no debe tener un reposo completo (sobre todo si somos deportistas de alto nivel), ya que disminuiríamos todos los niveles competitivos (tanto muscular como aeróbicamente). Por tanto, correr no es una opción como parte del tratamiento inicial, pero sí otros deportes que reduzcan el impacto en la rodilla, por ejemplo, el ciclismo o la natación.

El uso de frío local junto a los anti-inflamatorios, pueden ser de gran ayuda como complemento al tratamiento activo que debemos hacer con el fisioterapeuta.

Para deportistas profesionales que no pueden permitirse el reposo relativo, es frecuente la infiltración de corticoides, dando un rápido alivio del dolor, pudiendo realizar la competición sin molestias. Lo negativo de ello es la consecuente mayor inflamación y mayor desgaste del tendón que dificulta, aún más, la rehabilitación.

La vuelta a la competición debe hacerse de manera gradual, comenzando en superficies lisas a un ritmo alto para poder finalizar a ritmos alternantes en superficies irregulares.

CONSEJO
Para la reducción de su dolor y poder disminuir la sintomatología, podemos utilizar férulas de descarga para reducir la tensión que soporta la inserción tendinosa. Esta férula puede adquirirse en tiendas especializadas en material de fisioterapia, en farmacias y/o en ortopedias.

Independientemente o no, de haber padecido dolor o esta patología, se recomienda hacer estiramientos de la cadena lateral del muslo durante, al menos, dos veces diarias para prevenir cualquier tipo de lesión.

Es importante entrenar con un calzado adecuado a: deporte a realizar, tiempo del entrenamiento, frecuencia del mismo, terreno habitual de entrenamiento, etc.

SOBRE EL AUTOR

Francisco Vita Barbero
Graduado en Fisioterapeuta. Título de Experto en Fisioterapia Deportiva

https://kikovita25.wixsite.com/website



2.840

Tambien te puede interesar

Cómo cuidar los pies del corredor en verano
Rubén Sánchez-Gómez

En verano reducimos nuestras horas de entrenamiento y nuestros pies se ven sometidos a rutinas diferentes a las de resto del año: otro tipo de calzado, exposición al sol y altas temperaturas. Aquí van algunas recomendaciones del podólogo para cuidar nuestros pies en verano.

Caminar rápido minimiza el deterioro cardiovascular
Francisco Gilo

Caminar a buen paso, o, como se llama ahora, hacer power walking, aumenta la capacidad cardiorrespiratoria, disminuye o mejora la tensión arterial y el riesgo de enfermedades coronarias

Correr con más de 50 años (I): los cambios fisiológicos
María Jesús Núñez

Correr aporta beneficios a cualquier edad. Aunque nuestro cuerpo no es el mismo cuando nuestra edad avanza. Estos son algunos de los cambios fisiológicos que sufrimos cuando hemos cumplido ya más de 50 años y que pueden afectar a nuestra actividad deportiva.

¿Puedo correr si tengo una hernia?
Fisioterapia Bando

Sois muchos los que os preguntáis si podéis correr con hernias. La respuesta no es fácil de contestar, porque depende de muchos factores. Más bien la pregunta sería: ahora que sé que tengo una hernia discal, ¿puedo correr? Fisioterapia Bando nos da las respuestas.

Las mas vistas

Los mejores documentales y películas sobre running en Netflix
carreraspopulares.com

El verano es una buena época para disfrutar de nuestra suscripción a Netflix y para correr un poco menos. Pero si vemos documentales o películas sobre running, ¿cuenta como entrenamiento? Por si acaso, aquí te proponemos una selección.

Lesiones comunes: síndrome de la cintilla iliotibial
Ramón Punzano

Es una lesión muy común en los corredores. Cuando aparece un pinchazo en la cara exterior de la rodilla, saltan las alarmas. Ramón Punzano, fisioterapeuta y osteópata, nos disecciona sus causas y soluciones.

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.

Ejercicios con Kettlebell para corredores
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Son una pequeña revolución. Las Kettlebell se han convertido en el complemento ideal para el entrenamiento de fuerza de muchos corredores. Trabajarás el core, cuádriceps o isquiotibiales de una manera diferente. ¡Ponte a tope con ellas!